Traqueobronquitis infecciosa canina / Tos de las perreras

Gripe canina

La traqueobronquitis infecciosa o la tos de las perreras (complejo respiratorio canino), es una enfermedad muy contagiosa, donde participan virus y bacterias. Por lo tanto la Traqueobronquitis infecciosa, o tos de las perreras es una enfermedad multifactorial. 

Los agentes más frecuentes del cuadro infeccioso son el virus de la parainfluenza, el adenovirus, el herpesvirus, el coronavirus, virus del moquillo y otros. Las bacterias más involucradas son la Bordetella, pero también otras pertenecientes a la familia de las Pseudomonas, Klebsiella y Streptococcus .

En resumen, son muchos los factores que contribuyen a la infección y, dependiendo de la prevalencia de uno u otro agente, se pueden tener formas más o menos graves, pero todas estas formas son muy infecciosas. 

Esta infección afecta sólo el sistema respiratorio y no otros sistemas u órganos. Se observan lesiones inflamatorias en los bronquiolos, y estas son sobre infectadas por bacterias secundarias, esto es el complejo respiratorio canino o tos de las perreras. 

Esta enfermedad tiene varios nombres:

  • Rinotraqueitis infecciosa, 
  • Complejo Respiratorio Canino
  • Traqueobronquitis infecciosa
  • Parainfluenza canina (Uno de los agentes virales que puede participar)
  • Tos de las perreras

La tos en las perreras en la actualidad

En los últimos años nuestros perros han cambiado profundamente sus hábitos, gracias a la mayor sensibilidad que los dueños tienen hacia ellos.

Cada vez es más frecuente ver en nuestras ciudades y en los parques, zonas utilizadas para socializar y jugar con los perros. Mucha gente tiene perros en sus departamentos y son conscientes de que deben ser socializados y ejercitados. Por lo que si pasas en las cercanías de estas áreas, en las tardes verás gran cantidad de perros corriendo y jugando juntos.

Bueno, esta nueva modernidad, convivencia y tenencia responsable ha llevado a la propagación de enfermedades virales o con un componente viral, tal es el caso de la “tos de perrera».

¿Cómo se transmite la tos de las perreras?

El contagio de la traqueobronquitis infecciosa ocurre de una forma similar a la gripe humana, por la vía oronasal (Boca  y nariz) a través de:

  • Estornudos, 
  • La tos 
  • Secreciones respiratorias 
  • olfateo de la nariz

Incluso los perros que han pasado la fase sintomática pueden seguir siendo infecciosos durante largos períodos de tiempo y esto ciertamente no ayuda a prevenir los contagios.

El nombre de Tos de las perreras, se le dio porque el lugar donde más casos se daban era en las perreras, esto por la alta concentración de perros y en muchos casos con medidas higiénicas mínimas.

Normalmente comienza con unos pocos perros y posterior al período de incubación que es de una semana, se transmite a todos los demás en unos pocos días.

Factores que predisponen a la Parainfluenza canina:

Existen condiciones que contribuyen a la aparición y gravedad de la enfermedad, además de la presencia del agente etiológico (es decir, la causa, el virus o la bacteria) Estos son: 

  • El estrés es sin duda un factor muy importante.
  • Cambios de temperatura: No solo por el clima, puede ser por el cambio que existe dentro y fuera del hogar u otro recinto climatizado.
    Los perros que viven dentro de una casa y que tienen el pelo corto, no tienen protección si salen y por lo tanto se enferman más fácilmente (el pelaje es una protección a los cambios de t°).
  • Hacinamiento: Perreras, hoteles caninos, plazas llenas de perros, más aún si son callejeros, pueden ser lugares de transmisión activa.
  • Las temperaturas excesivamente calientes y húmedas pueden ser un factor de predisposición adicional.
  • Verminosis: a veces puede haber algunas infestaciones parasitarias de gusanos que disminuyen las defensas inmunológicas.
  • Dieta deficiente: Una alimentación de mala calidad o deficiente en cantidad, puede afectar el sistema inmunológico y por lo tanto predisponer al perro a la acción de agentes patógenos.
  • Cansancio excesivo: Los viajes largos o los entrenamientos demasiado extenuantes son otros eventos estresantes.

¿Cuáles son los síntomas de tos de las perreras?

La más evidente es la tos. Esta es muy molesta y fácil de provocar, con solo una pequeña presión del collar es suficiente para causar la tos, así como la actividad física por sí sola también la producen.

Las toses pueden ser tan profundas e intensas que llegan a producir arcadas en algunos perros.

También se observan secreciones nasales, oculares y estornudos.

Hay que decir que el complejo respiratorio canino (traqueobronquitis canina) es una enfermedad que afecta generalmente sólo a las vías respiratorias superiores, por lo que raramente pasa a una bronconeumonía y sólo en estos casos aparece fiebre en el perro, especialmente si este está inmunodeprimido, tiene otras enfermedades respiratorias, es muy viejo o muy joven.

¿Cuál es  el tratamiento de la tos de las perreras?

La enfermedad dura un par de semanas si no hay complicaciones secundarias. Si el perro vive solo en una casa, no habrá problemas mayores, si su estado de salud es normal. 

Tratamiento a la espera de fin del ciclo viral:

  • Descanso.
  • Evitar el uso de la correa que causa la tos.
  • Mantener aislado al perro, para no contagiar a otros.

Tratamiento farmacológico:

Los medicamentos como los antibióticos o los antitusígenos sólo deben utilizarse si los prescribe un veterinario que evalúe la real necesidad de su administración.

Evita usar el jarabe que se usa para la familia (no todos son adecuados para los perros) y más importante aún, NUNCA des antibióticos sin la instrucción o receta del veterinario.

El uso de antibióticos sin necesidad crea la llamada resistencia a los antibióticos. Un fenómeno por el cual las bacterias del medio ambiente se vuelven más fuertes y, a la larga, insensibles al tratamiento con fármacos.

Tratamiento cuando hay muchos perros:

La situación es muy diferente si la tos de las perreras se da en un criadero, hotel canino o perrera. Este manejo es más complejo.

En este caso se evita el contagio de los perros sanos por los perros infectados, esto se logra diagnosticando y  aislando a los enfermos del resto de los perros. Se debe actuar rápidamente para evitar la propagación de las traqueobronquitis infecciosa canina.

La terapia deberá ser instaurada caso a caso por el médico veterinario. El aspecto higiénico que incluye la desinfección de los comederos, bebederos, camas y habitaciones son fundamentales.

Cuando las tos de las perreras aparece en estos recintos de alta densidad canina, la duración de la enfermedad es más larga, esto también porque los perros pueden permanecer infectados durante mucho tiempo incluso después del fin de la sintomatología, creando un círculo de contagios.

Para un criador, esto puede ser muy perjudicial, especialmente si tiene camadas que deben ser entregadas a futuros dueños.

¿Cómo prevenir la tos de las perreras?

Por suerte, la traqueobronquitis canina es fácil de prevenir. Hoy en día hay vacunas muy efectivas que ni siquiera necesitan ser inyectadas. Son gotas nasales que tienen la ventaja (en comparación con la vacuna inyectable) de crear en sólo 72 horas una protección de anticuerpos locales, es decir, en la zona directamente afectada, que es el tracto respiratorio superior, contra Bordetella .

En tres semanas también tiene protección contra los virus de la parainfluenza con el mismo nivel de efectividad que entrega la versión inyectable.

Por lo tanto  para prevenir esta enfermedad altamente transmisible, debemos primero tener a nuestro perro con las vacunas al día. Si lo llevaremos a un lugar donde tomará contacto con otros perros y no está vacunado, procure que se le administre la vacuna en gotas contra la tos en las perreras al menos 3 a 4 semanas antes de la exposición.

Si viaja con su perro, el cambio de entorno es un hecho estresante, por lo tanto estará más vulnerable.

Si se va de vacaciones y deja su perro en un hotel canino, tendrá que vacunarlo unas 4 semanas antes. Muchos hoteles caninos y eventos de perros, sólo aceptan perros con un certificado de vacunación al día.

La vacuna también se recomienda, por supuesto, a finales de verano o en otoño, antes de que llegue el frío invernal que puede provocar una disminución de las defensas.

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR