Período de dentición canina

denticion canina

Puede parecer un término complicado, pero la dentición hace alusión al momento en que aparecen los primeros dientes de leche en los cachorros y también cuando cambian sus dientes definitivos. Tal cual pasa con los humanos, los perros mudan sus dientes a una temprana edad. Es lo que suele llamarse el cambio de los dientes de leche a dientes definitivos y son los que tendrán por el resto de su vida.

Esta condición está presente en todos los perros independientemente de su raza. Como seguramente te habrás dado cuenta, al igual que los humanos, los perros nacen sin dientes y después de un tiempo aparecerá su dentadura de leche. Entendiendo las dudas en relación a este proceso, te comentaremos un poco sobre el periodo de dentición.

¿Cuándo sucede el periodo de dentición?

Como se ha señalado, los perritos nacen sin dientes, esto es una condición perfectamente establecida por la naturaleza. Como te podrás imaginar, si los cachorros nacieron con dientes, sería muy dificultoso el proceso de amamantar para su madre. Ante esto, los perros no poseen dientes las primeras semanas de vida.

Los dientes comienzan a salir cuando pasan aproximadamente cuatro semanas, aunque esto varía dependiendo de la raza. A partir de este momento es que comienzan a salir los dientes de leche, una especie de dentadura temporal que luego cambiará.

En la mayoría de razas, los perros tendrán entre 28 o 32 dientes de leche y suele ser una dentadura bastante afilada. Ante esto, es necesario tener ciertas precauciones para evitar algún tipo de lesión. En este momento, los dientes premolares aún no se han desarrollado, esto vendrá mucho después.

Algunas condiciones de los dientes de leche 

Si has tenido un perro cachorro, seguramente has notado que una vez que los dientes salen (o incluso antes) el animal busca mordisquear. Esta conducta es perfectamente normal, de hecho, forma parte de su instinto, producto de la evolución.

Cuando veas que el perro empieza a mordisquear, lo más recomendable es que le proporciones un juguete con el cual se desahogue. A su vez, es posible que necesites reprenderlo en el caso de que muerda a personas o pertenencias. De cualquier modo, muchas veces es inevitable, y es necesario tener mucha paciencia.

Una vez los dientes de leche comienzan a salir y ya se forma una dentadura, el perro debe comenzar a comer cosas sólidas. De este modo, el animal se irá acostumbrando poco a poco a comer de manera adecuada. Ten en cuenta que este proceso, es decir el periodo de los dientes de leche, dura aproximadamente unos cuatro meses.

La transición hacia los dientes definitivos

Como señalamos antes, aproximadamente a los 4 meses de edad (dependiendo de la raza) es que comienzan a desarrollarse los dientes definitivos. Éste proceso hace que poco a poco los dientes finales vayan saliendo, hasta el punto en el que empujen a los dientes de leche y terminen reemplazándolos.

En la mayoría de circunstancias esta transición tiene una duración aproximada de 4 meses. Entendiendo esto, en la casi totalidad de razas ya a los 6 u 8 meses de edad, el proceso de dentición habrá culminado.

Cabe resaltar, que este proceso varía mucho dependiendo de cada raza e incluso de cada individuo. Podemos determinar, en cualquier caso, que casi el 100% de los perros ya tienen sus dientes finales cuando tienen 10 meses de edad.

Una vez culmine el proceso de dentición, el perro tendrá 42 dientes definitivos, que se dividen de la siguiente manera: 

  • 16 premolares, 
  • 12 incisivos, 
  • 10 molares y 
  • 4 dientes caninos. 

Debe tenerse muy en cuenta que los dientes deben tener un tamaño uniforme.

Si notas que el tamaño de algún diente es ligeramente distinto al otro, es posible que el diente de leche aún esté presente. Si esto no cambia después de un tiempo, deberías visitar al veterinario, que puede ayudarte a culminar el proceso de transición.

Lo que debe tener en cuenta el dueño tras la dentición 

Si bien los perros son animales domésticos y en la mayoría de casos muy amigables, sus dientes tienen otros propósitos. Los dientes de los perros han pasado por un extenso proceso de selección natural y están pensados para clavar y morder. En otras palabras, una vez tengan sus dientes finales, son capaces de causar daño tanto a personas como a otros animales. Por ello, la educación de tu perro es imprescindible para evitar esto.

A su vez, todo el proceso de dentición genera cambios significativos en los caninos y es normal que les duela un poco. Por esta razón, si escuchas uno que otro quejido no te alarmes, es algo perfectamente normal. Aun así, si las quejas son constantes, visita a tu veterinario.

Cuidados para los dientes de tus perros

Antes de comenzar, sería muy recomendable que visitaras a un veterinario para que evalúe los dientes de tu cachorro cuando pasa por el proceso de dentición. Aun así, ten en cuenta que al igual que los humanos, los dientes de los perros pueden tener imperfecciones. Por esta razón, si ves un diente ligeramente torcido, no te alarmes es algo normal, pero ante una disposición evidentemente anormal del diente es recomendable visitar a un veterinario.

Por otra parte, si bien el entretenimiento es algo muy importante para los perros y muchas veces estos juegos contemplan los dientes, es importante tener ciertas consideraciones. El típico juego de dar un juguete a tu perro y que éste lo tire con fuerza es algo normal, pero debe hacerse con precaución. Por esto, no apliques demasiada fuerza mientras esté en periodo de dentición, pues puedes provocar la pérdida de una pieza dental.

Lavar los dientes de tu perro

Al igual que con las personas, es recomendable lavar los dientes de los perros, en cualquier caso, jamás debes usar la pasta dental de humanos en ellos. Para esto deberás emplear una pasta dental específica para perros, que podrás encontrar en la mayoría de tiendas de mascotas.

El proceso de limpieza debería comenzar a hacerse desde temprano y con mucho cuidado. Ciertamente a algunos perros no les gusta que toquen sus dientes, por lo que debes acostumbrarlos desde pequeños.

En cuanto al proceso, puedes hacerlo tanto con un guante como con un cepillo de dientes. Para ambos casos, aplica la pasta dental con cuidado y realiza movimientos circulares. Debes hacerlo muy cuidadosamente y con suavidad, de otra manera podrías lastimar al perro. El truco de todo es hacer que el perro se lo tome como una especie de juego, o de otro modo será muy difícil de hacer.

APRENDE A LAVAR Y QUITAR EL SARRO DE LOS DIENTES DE TU PERRO

Cabe resaltar que los perros se limpian sus dientes de manera natural, por lo cual la limpieza no debería hacerse más de una vez a la semana. A su vez, puedes dar un hueso a tu perro, pues de esta manera limpiará sus dientes y evitarás la aparición del sarro. En cualquier caso, es importante que sea un hueso crudo, pues los huesos cocidos pueden romperse y generar heridas al animal.

Finalmente, no estaría de más que lleves a tu perro al veterinario para que se realice una limpieza. Ciertamente este proceso se recomienda hacerlo de manera anual, además también se pueden evaluar otros aspectos de la salud del canino.

Otros artículos relacionados con la salud canina:

POR:

MDV. MATEO CANEPA HERNÁNDEZ

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR