Hipotiroidismo en el perro

hipotiroidismo canino

El hipotiroidismo canino es una enfermedad metabólica que se produce por el mal funcionamiento o por una anomalía estructural de la glándula tiroides, lo que provoca una disminución en la producción de la hormona tiroidea.

La forma primaria es la m√°s com√ļn en los perros y causa una degeneraci√≥n progresiva de la gl√°ndula que resulta en una reducci√≥n de la cantidad de hormona secretada.

El hipotoroidismo canino cong√©nito es poco frecuente. 

Es bastante difícil de diagnosticar, precisamente porque se manifiesta de manera silenciosa y su sintomatología es muy variable.

Complica a√ļn m√°s el diagn√≥stico, la interpretaci√≥n de las pruebas diagn√≥sticas porque a menudo los resultados son influenciados por otras enfermedades o drogas administradas.

En conclusión, no basta con encontrar una disminución de la concentración hormonal para decir que el perro tiene hipotiroidismo.

Regulación de la glándula tiroides en el perro

Producci√≥n y liberaci√≥n de hormonas tiroideas 

La tiroides es una gl√°ndula situada bajo el cuello, alrededor de la tr√°quea.Es de fundamental importancia para todo el metabolismo y la vida del perro. Esta gl√°ndula es estimulada por el cerebro para producir dos hormonas principales: T4 y T3.

En específico es la glándula pituitaria, la que regula la producción de hormonas tiroideas y a su vez la glándula pituitaria está regulada por el hipotálamo.

El hipot√°lamo le dice a la gl√°ndula pituitaria a trav√©s de la producci√≥n de TRH, que produzca TSH, y esta TSH llega a la tiroides y la estimula para que produzca T4 y una peque√Īa cantidad T3 (alrededor del 20%). La gl√°ndula pituitaria tambi√©n se le denomina hip√≥fisis. 

Cuando las hormonas son liberadas de la glándula entran en el torrente sanguíneo, para ser transportadas a los tejidos y lo hacen principalmente a través de la unión con otras proteínas.

ciclo de la hormona tiroxina t4 t3

S√≥lo una parte muy peque√Īa (menos del 0,05% de la T4 y el 0,5% de la T3) llega a su destino en forma libre y es esta peque√Īa porci√≥n de hormonas la que tiene la funci√≥n de bloquear la liberaci√≥n posterior de T4 y T3. Tiene la funci√≥n de retroalimentaci√≥n negativa, es decir, es el mecanismo espec√≠fico que utiliza el cuerpo para darse cuenta de que una determinada sustancia se ha liberado en cantidad suficiente y, por lo tanto, ya no es necesario liberar m√°s.

La T4 y T3 libre, identificada como f-T3 y f-T4 son, por lo tanto, responsables de la producción de hormonas por la glándula tiroides, independientemente de la cantidad de hormonas que circulan en sangre unidas a proteínas (no libre).

Así que en la práctica tenemos un T4 total (TT4), compuesto por el componente libre y el vinculado a otras proteínas. Esto puede variar, pero no afecta a la concentración de T4.

Cuando la f-T3 y la f-T4 llegan a los lugares de destino, advierten al hipotálamo para que no produzca más TRH y así no se ve estimulada la glándula pituitaria y esta a su vez deja de producir TSH, por lo que no hay estimulación sobre la glándula tiroidea por lo que deja de producir hormonas tiroideas.

¬ŅCu√°l es la funci√≥n de las hormonas tiroideas?

Son muy importantes.

Son fundamentales para la vida, influyen en el crecimiento del perro, regulan el metabolismo basal de cada c√©lula. Tardan horas o d√≠as en ser efectivas, pero luego act√ļan en todo el cuerpo en muchas funciones vitales.

Funciones importantes de las hormonas

  • Calorig√©nesis, es la capacidad de generar calor corporal, para contrarrestar ambientes fr√≠os.
  • la regulaci√≥n del metabolismo del az√ļcar, la grasa y el colesterol,
  • Estimulaci√≥n de la s√≠ntesis de prote√≠nas (de todos los tejidos),
  • Acci√≥n sobre el crecimiento y la mineralizaci√≥n de los huesos y muchos otros.

¬ŅCausas hipotiroidismo en el perro? 

El hipotiroidismo es una producción deficiente de hormonas por parte de la glándula tiroides que, en el 95 % de los casos, se produce en perros adultos.

Sólo el 5% es de origen congénito y por lo tanto se manifiesta en perros jóvenes. Parece haber una predisposición (aunque rara) en los perros Toy Fox Terrier.

Los perros afectados por hipotiroidismo de forma congénita (es decir, de nacimiento) sufren de un crecimiento insuficiente denominado enanismo.

Una deficiencia de yodo también puede causarlo (enanismo), pero una dieta equilibrada lo impide y por lo tanto es muy raro hoy en día.

Pero hay que tener presente que el 95% de los perros con hipotiroidismo son adultos.

Dependiendo de si la reducción de la hormona se debe a una disfunción de la hipófisis, del hipotálamo o la glándula tiroides, se pueden distinguir diferentes formas de hipotiroidismo, pero es la forma primaria, en la que hay un proceso degenerativo progresivo de la glándula tiroides la que es más frecuente.

Este proceso degenerativo se produce al infiltrarse células como los linfocitos que no permiten la producción normal de hormonas.

Es una inflamación inmunomediada de la glándula tiroides, con presencia de autoanticuerpos (Anti-TG) que interfieren con los precursores de las propias hormonas (Tg-Tiroglobulina).

Por lo tanto, el proceso parece ser autoinmune, pero su mecanismo a√ļn no se ha comprendido completamente.

Otras causas poco frecuentes de hipotiroidismo canino

  • Hipotiroidismo central: en el que se reduce la estimulaci√≥n de la gl√°ndula por la hip√≥fisis.
  • Hiperplasia adenomatosa.
  • Tumores de la tiroides.

También existe una forma idiopática, es decir, una causa desconocida que es muy frecuente y que para algunos autores parece ser la forma primaria en una etapa avanzada.

La degeneración de la glándula es lenta y sólo cuando destruye alrededor del 75% del parénquima (tejido) se vuelve sintomático. Es decir, cuando se destruye el tejido funcional en una gran proporción se manifiesta. Ya cuando esto ocurre, no se encuentran autoanticuerpos en esta etapa.

La glándula físicamente sufre una degeneración y su parénquima funcional es sustituido gradualmente por el tejido conectivo, que no es capaz de liberar hormonas.

La presencia o ausencia de autoanticuerpos no siempre es determinante de la existencia o no de hipotiroidismo,  aun cuando m√°s del 50% de los perros con hipotiroidismo tienen anticuerpos anti-TG. (No es un marcador 100% fiable)

Los marcadores son par√°metros medibles que pueden evaluarse seg√ļn su nivel o variaciones para determinar la ausencia o presencia de enfermedades.

Síntomas del hipotiroidismo canino

La observaci√≥n del due√Īo es fundamental, pues √©l conoce realmente su pelaje, su nivel de actividad y puede notar cambios  que ocurren incluso en tiempos prolongados.

Como hemos visto, las hormonas tiroideas regulan el metabolismo de las células de todo el cuerpo y, por lo tanto, una disminución de las mismas significa que hay una disfunción de todos los sistemas, estas disfunciones se inician en momentos diferentes.

La enfermedad raramente se manifiesta en las primeras etapas, dando lugar a síntomas sólo cuando la destrucción del parénquima glandular alcanza niveles notables (75%).

Síntomas asociados a actividad física y mental:

  • Disminuci√≥n de las capacidades sensoriales,
  • Letargia (40% de los casos)
  • Postraci√≥n severa (12% de los casos)
  • Aumento de peso (48% de los casos)
  • Apetito reducido (No siempre)
  • Intolerancia al fr√≠o (menos frecuente)

Síntomas de cambios físicos:

  • Alopecia (cola de rata),
  • Hiperpigmentaci√≥n,
  • Pliegues profundos de la piel,
  • Edema facial (hinchaz√≥n).
perdida de pelo

Síntomas reproductivos:

  • P√©rdida del libido
  • Anestro permanente
  • Atrofia testicular

Sintomas cardiovasculares:

  • Bradicardia
  • Pulso perif√©rico d√©bil

Síntomas gastrointestinales:

  • Diarrea (no tan frecuente)

Hemograma y perfil:

  • Anemia no regenerativa 
  • Hipercolesterolemia 
  • Hipertrigliceridemia 
  • Hiperglucemia leve

En las lesiones de la piel, puede haber infecciones secundarias concomitantes con la Malassezia, precisamente porque, cuando se establece esta patolog√≠a, hay tambi√©n una reducci√≥n de los √°cidos grasos que reduce a√ļn m√°s las defensas de la piel.

perro obeso

Los síntomas iniciales son muy variables y a menudo no entendemos que se deben al hipotiroidismo. La alopecia, por ejemplo, se puede confundir con otras enfermedades metabólicas como el síndrome de Cushing.

Los perros de m√°s de 7 a√Īos de edad se ven afectados con mayor frecuencia y tambi√©n parece haber una predisposici√≥n de raza:

  • Doberman,
  • Beagle,
  • Borzoi,
  • Schnauzers.
  • Labrador 
  • Golden Retriever,
  • Cocker Spaniel
  • Dachshund,
  • Gran dan√©s,
  • Setter ingl√©s e irland√©s,
  • Rhodesian Ridgeback
  • B√≥xer,

Pruebas de laboratorio para el diagnóstico del Hipotiroidismo

Primero tenemos los s√≠ntomas antes descritos y se debe evaluar al perro con el fin de determinar si existen otras enfermedades que pueden dar esos s√≠ntomas e ir descartandolas.  Como hemos visto, hay pocos s√≠ntomas patognom√≥nicos (exclusivos del hipotiroidismo).

Por lo que es muy √ļtil hacer un an√°lisis de sangre.

La presencia de anemia leve e hipercolesterolemia podría ser un primer signo del hipotiroidismo.

El examen de orina tambi√©n es √ļtil para excluir otras formas patol√≥gicas (especialmente el hiperadrenocorticalismo).

Exámenes específicos para el hipotiroidismo en el perro.

Como se ha dicho, se pueden encontrar o medir cuatro formas principales de la hormona en sangre:

  • T4 (como una forma conjugada con otras prote√≠nas);
  • fT4 (forma libre);
  • TT4 (la cantidad total de T4 + fT4).
  • T3;
  • fT3;

Para verificar la función glandular, es importante medir la proporción de hormona que es producida (T4 sobre todo, ya que un alto porcentaje de T3 proviene de una transformación de T4, cuando llega a los tejidos).

Instintivamente sería evaluar el TT4. Sin embargo, esta medición no es probatoria, ya que está demasiado influenciada por situaciones que pueden afectar el resultado, tanto en su aumento como en su disminución a nivel plasmático.

La presencia de autoanticuerpos T4, por ejemplo, podría dar lugar a resultados escalonados, debido a la interferencia con la prueba. Esto en las primeras etapas de la enfermedad ya que hay un componente autoinmune).

No obstante, al medir una cantidad reducida de TT4, podría indicar una posible coexistencia de otras enfermedades o fármacos que reducen su concentración, ya que casi todas las enfermedades no tiroideas provocan una reducción de este parámetro:

  • Estados inflamatorios severos
  • Trauma quir√ļrgico
  • Dieta cal√≥rica reducida.,
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hep√°tico,
  • El s√≠ndrome de Cushing.
  • Diabetes mellitus,
  • otras enfermedades metab√≥licas.

Muchas drogas también tienen este efecto:

  • Sulfonamidas
  • fenobarbital,
  • glucocorticoides (tambi√©n administrados localmente como pomadas),
  • diur√©ticos, etc.

Por eso es necesario realizar otras pruebas (lamentablemente bastante costosas) para obtener un diagnóstico correcto.

Lo mejor es evaluar la tiroxina libre fT4

Hay dos métodos diferentes:

  • f-T4d (di√°lisis): es bastante espec√≠fico, es decir, una reducci√≥n de su valor es significativa en el 93% de los casos de enfermedad.
  • CLIA (quimioluminiscencia): esta prueba parece ser similar a la medici√≥n del TT4 y por lo tanto no es muy significativa aunque no todos los autores est√©n de acuerdo con esta teor√≠a.

Prueba de estimulación de la TSH (hormona pituitaria).

Hemos visto que la tiroides produce hormonas cuando la glándula pituitaria lo ordena a través de la TSH.

Sin embargo, de la misma manera, las hormonas tiroideas (tanto T3 como T4), si disminuyen en cantidad, no logran advertir a la glándula pituitaria que detenga la producción de TSH. No hay retroalimentación negativa, lo cual es importante para el equilibrio hormonal.

Por lo tanto, si hay un aumento de la TSH en la circulación, se presume que hay una reducción de las hormonas tiroideas producidas.

Si encontramos resultados como el siguiente:

  • Aumento de la TSH,
  • Reducci√≥n de la TT4

Es probable que se trate de hipotiroidismo, especialmente si el cuadro clínico lo confirma.

Sin embargo, no siempre es así, sobre todo porque la TSH puede aumentar en el caso de la administración de algunos fármacos (por ejemplo, sulfonamidas) y en otras condiciones patológicas.

El diagnóstico se puede confirmar si, unas semanas después, la repetición de la prueba da los mismos resultados.

Hay una prueba est√°ndar clave para el diagn√≥stico, la prueba de estimulaci√≥n de la TSH, que eval√ļa la capacidad de la tiroides para producir hormonas despu√©s de que se haya inyectado una cantidad supra fisiol√≥gica de TSH.

Sin embargo, tiene la desventaja de que es costosa y no todos los laboratorios pueden llevarla a cabo.

Es una prueba que debe hacerse por etapas:

  • Se extrae sangre para medir la concentraci√≥n inicial de la T4.
  • Se administra la TSH (caro)
  • 6 horas despu√©s se hace una evaluaci√≥n de la T4.

Hay que saber que no todas las razas tienen los mismos valores de referencia. Esto es muy importante para no malinterpretar los datos. Por ejemplo, los perros peque√Īos tienen un TT4 m√°s alto que los grandes y la raza whippets tienen concentraciones m√°s bajas normales.

Es anecdótico que se den bajas concentraciones de TT4 y T4 en los perros de trineo, considerando la función de termorregulación que tienen estas hormonas.

Se ha informado de rangos específicos para cada raza:

  • Galgo
  • Husky siberiano
  • Alaskan Malamute
  • Collie
  • Keeshond
  • Samoyedo
  • Dogue de Bordeaux.
  • Setter ingl√©s
  • Golden Retriever
  • Basenji

Tratamiento farmacológico del hipotirodismo

Una vez que se diagnostica la enfermedad, el tratamiento es bastante simple y consiste en la administración de medicamentos de reemplazo hormonal de por vida. Se administran por vía oral en dosis mucho más altas que en la medicina humana, ya que la absorción intestinal de la droga es menor en la especie canina.

Sin embargo, la dosis debe tener siempre en cuenta las patologías coexistentes, especialmente las cardíacas.

Hay una formulaci√≥n para uso veterinario (Leventa ¬ģ de Intervet) que se administra por v√≠a oral, viene en forma l√≠quida, por lo que es f√°cil de administrar una vez al d√≠a y lejos de las comidas.

medicamento hipotiroidismo perro

La formulación para personas de Levotiroxina (Eutirox) debe administrarse en tabletas y en grandes cantidades, especialmente en perros grandes.

Controles del tratamiento hipotiroidismo

Se recomienda realizar controles para evaluar el curso de la enfermedad después de 6 a 8 semanas y también para evaluar que la dosis es correcta.

4 a 6 horas despu√©s de la administraci√≥n normal de la droga por la ma√Īana, se mide el TT4.

Los niveles séricos de TT4, normales o ligeramente por encima de lo normal, hacen que la terapia se considere apropiada.

Es aconsejable mantener la situaci√≥n vigilada cada 6 a 8 semanas durante los primeros seis meses, y luego reducir los controles a intervalos de dos al a√Īo.

La recuperación es sorprendente con resultados significativos incluso después de sólo 2 semanas de haber tomado el remedio, pero tendrá que continuar haciendolo durante toda la vida.

Los síntomas de la piel tardan unas semanas en desaparecer.

Otros artículos relacionados con la salud canina:

POR:
MDV. BRUNO CANEPA

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR