Lebrel Afgano

Lebrel Afgano

El Lebrel Afgano es una de las razas más antiguas, su origen está circunscrito a las montañas de Afganistán, medio oriente. Este perro es único e inconfundible, su largo y sedoso pelaje, su delgada y larga cara son características muy particulares. El Galgo Afgano tiene un temperamento tranquilo, algo tímido por naturaleza, y está lleno de energía. Un perro ideal para la familia.

Origen de la raza:

Según los expertos es una de las razas puras más antiguas. La literatura religiosa menciona al Afgano como los caninos seleccionados para entrar a el Arca de Noé. Vestigios y hallazgos circunscriben a esta raza al área conformada por países como Afganistán, Pakistán y el norte de la India.

Su pelaje largo y denso, le permitió soportar el frío de las montañas y desiertos del medio oriente. Gracias a sus musculosas y largas extremidades, que le permitieron desarrollar gran velocidad y agilidad y a su excepcional vista, es que fue usado en la antigüedad para la caza de gacelas y otros antílopes. En otras latitudes para carreras de perros.

A finales del siglo XIX, cuando finalizó la guerra entre Afganos e Ingleses, algunos miembros del ejército británico, llevaron consigo algunos perros Afganos. Esto porque estaban impresionados por su capacidad para resistir el frío, su aspecto físico muy particular y su agilidad para cazar.

Se hizo conocido en Inglaterra en el año 1920 y en 1927 fue reconocida como raza por el Kennel Club Británico. Diez años más tarde se popularizó exitosamente en Estados Unidos.

galgos afganos

Clasificación del Afgano:

Clasificación general: Razas de perros grandes
Clasificación FCI: Grupo 10: Lebreles Sección 1 Lebreles de pelo largo o ondulado.
Clasificación AKC: Grupo 2: Perros de rastreo y sabuesos
País de origen: Afganistán. Patrocinado: Gran Bretaña.

Características:

  • Altura a la cruz:
    Machos: 68 a 74 cm.
    Hembras: 63 a 69 cm.
  • Peso: Entre 22 a 27 kg
  • Esperanza de vida: 12 a 17 años
  • Pelaje: Largo y fino.
  • Capa o colores: Gran variedad.
  • Espacio: Amplio, raza grande y enérgica.
  • Región: Medio oriente.
  • Otros nombres: Afgano, Lebrel afgano, Galgo afgano, Pastor afgano
    En inglés: Afghan Hound

El Pastor Afgano es un perro elegante, que llama la atención de cualquiera, es grande, alto y delgado, con un hermoso y distintivo pelaje. Su movimiento es sofisticado y fino, al avanzar su manto también se mueve en forma hipnótica y única. Es importante destacar la cabeza, esta es alargada y puntiaguda, de una aspecto de poder desarrollar gran velocidad, similar a los galgos de carrera. Sus ojos oscuros, nos entregan una mirada profunda.

Se observan sus orejas caídas y son bien posteriores. Es de patas largas y anchas, para correr a gran velocidad durante largo tiempo (resistencia). La cola figura poco, tiene menos pelo y es bastante corta respecto al tamaño del cuerpo y permanece en forma de anillo.

Podemos decir que es un perro esbelto, refinado y de apariencia ágil, más que un perro musculoso y fuerte.

Colores del Pastor Afgano:

colores lebrel afgano

Existen una gran variedad de colores en esta raza. Todos son aceptados por la FCI. Algunos de los colores que podemos encontrar:

Negros: Son muy elegantes, por lo mismo muy demandados. Pueden tener pequeñas zonas azuladas o rojizas.

Azulado: Es el color negro con algo de tornasol.

Gris oscuro: El color negro se mezcla con zonas o partes del pelo más blancas, que bajan el tono del negro a un gris oscuro.

Gris claro satinado: Aquí el negro se ha mezclado mucho más con pelos claros. Dando un aspecto de cenizas sobre el perro.

Rojizo: Es uno de los colores más comunes, a veces es bastante marrón. Puede tener zonas más oscuras.

Crema: Es un color blanco amarillento. Más amarillo en las zonas bajas del galgo afgano.

Blanco: Es muy parecido al color blanco invierno o blanco hueso.

Otros colores menos frecuentes: Atigrados, negro fuego, dominó y sable.

Temperamento de la raza:

Su temperamento combina rasgos de perros tranquilos con perros muy activos. Sus principales atributos son la agilidad, persistencia y resistencia, la independencia, la inteligencia y curiosidad y terquedad o desobediencia. Todos estos atributos o características nos llevan a pensar en un perro de alta energía, incansable y poco dominable, más común en perros de raza pequeña. Por el contrario el Lebrel Afgano es considerado un perro de temperamento tranquilo, silencioso e independiente.

Es un perro sensible a los estímulos fuertes, como ruidos y otros eventos nuevos para él. Funciona bien como perro para la familia al ser tolerante y gentil. Se debe socializar con los niños, y enseñarles a estos a respetar al Afgano y no sobre estimularlo e invadir su espacio. Con los invitados o desconocidos no es agresivo, pero sí mantiene una distancia prudente, se muestra algo tímido. Se debe socializar para que no desarrolle una timidez extrema y perjudicial para el. No es un perro ideal si su tarea principal es hacer guardia.

Durante siglos fue un perro de caza, su instinto es muy fuerte. Hay que tener cuidado con otras mascotas que no sean perros. Cualquier cosa que se mueva tratará de cazarla. Puede tratar de socializarlo de pequeño con otras mascotas pero no es garantía que sus fuertes instintos lo lleven a cazar una de sus mascotas.

¿Cuál es la alimentación ideal del Afgano?

Se debe considerar que es un perro de raza grande y de actividad alta. Además, para conservar su pelaje sano y brillante se deben entregar alimentos ricos en calidad y ácidos grasos omegas. En general, un dieta balanceada y de buena calidad, es fundamental para mantener el estado saludable de nuestro Afgano.

No está de más decir que la hidratación es fundamental, y que debemos siempre tener una fuente de agua asequible para nuestro perro. Sobre todo si es alimentado completamente con alimento seco.

Debemos procurar entregar un cantidad apropiada de proteínas, y que estas sean de calidad, con un alto valor nutricional.Una fuente importante de proteínas es la carne y los huevos.
La grasa aporta mucha energía, y también ácidos grasos como el omega 3 y 6. Pero una comida con grasa en exceso es perjudicial para la salud, sobre todo para el sistema cardiovascular.

Aunque el Afgano es de raza grande grande, sólo necesita de 2 a 2½ tazas de pienso o alimento seco de alta calidad al día, según el peso promedio de la raza y el nivel de actividad. Esta cantidad la debemos dividir en dos raciones.

Debemos ver en los alimentos secos, la cantidad de estos elementos que traen. Generalmente están en cantidad y disponibilidad adecuada, estos alimentos comerciales han sido elaborados por expertos.

Existe una nueva formulación o dieta alternativa a los piensos comerciales, que promete ser más saludable y que cada vez toma más fuerza, la dieta BARF.

¿Cuales son las enfermedades más comunes de la raza?

Displasia de cadera: Es bastante común en el Afgano, es de origen hereditaria. En la extremidad posterior se observa una articulación mal formada, que con el uso se va soltando cada vez más, y se desgasta en forma anormal. Llevará a la cojera. Se diagnostica con radiografía de cadera.

Infecciones de oídos: Prevenirla usando caperuza y manteniendo el higiene.

Cáncer: Estudios en Londres, han establecido que los Afganos tienen una mayor probabilidad que otras razas, de desarrollar cáncer al folículo piloso. (Tricholemmoma) La buena noticia es que estos tumores en su mayoría son benignos, por lo que el pronóstico es bueno.

Alergias: Muchos tipos de alergias, principalmente las que afectan a la piel.

Cataratas y otros problemas oculares: Es una de las razas que presenta mayor cantidad de cataratas juveniles, que deben ser tratadas o afectará directamente la visión de nuestro Afgano.

Hipotiroidismo: Se observa caída del pelaje, letargia y depresión, cansancio sin motivo.

Cuidados del Afgano:

Aparte de procurar entregar una alimentación sana, en cantidad y calidad, debemos tener presentes lo importante que es conservar el pelaje de esta raza. Si no tenemos cuidado, se deteriorá su estado, y podría llevarnos a problemas con infecciones de la piel, oídos, etc.

Es recomendable comprar o hacer una caperuza para cubrir sus orejas, estas normalmente son una especie de tubo de tela, de unos 24 cm de largo y de nos 13 cm de diámetro. En los extremos es ideal que tengan algo de elasticidad para que permanezcan en su lugar con el movimiento del perro. Esto nos mantendrá las orejas y su pelo protegidos de la mugre, que fácilmente se adhiere en esta zona cuando el Afgano come o bebe agua.

Es un perro que debe bañarse con frecuencia, para evitar la formación de motas en el pelo, posterior a cada baño, debemos cepillar a nuestro perro y procurar secar el pelo con un secador, cuidado con el aire muy caliente. Al baño se recomiendo usar champús y bálsamos para facilitar el desenredo del pelo.

Debemos realizar un vacunación de nuestro Afgano desde cachorro, según el calendario de vacunación. 

Los mejores cepillos de dientes para eliminar el Sarro y controlar la placa bacteriana

Fotos de la raza Lebrel Afgano:

Otras razas de perros populares:

Por.

Mateo Hernández, editor y redactor.  

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR