¿Por qué los perros comen hierba y pasto?

perro come hierba

Puede parecer una actitud extraña, pero es bastante común que los perros coman hierba y de haberlo visto, posiblemente te hayas preguntado cual es la razón de esta acción. Por más curiosa que sea esta actitud, lo cierto es que en la mayoría de casos no representa un gran problema, pero innegablemente es un aspecto curioso, por esta razón hablaremos sobre esta interesante conducta.

¿Cuál es la razón de que los perros coman pasto?

La causa de la ingesta de hierba por parte de los perros sigue generando debate entre algunos expertos de los caninos. es por esta razón que existe en varias posibles causas relacionadas con esta curiosa práctica, cada una de ellas sustentada en cuestiones lógicas y muy posibles.

Más allá de las causas, cabe señalar que hasta el 80% de los perros comen hierba en la gran mayoría de situaciones no es una conducta que amerite ningún tipo de tratamiento. Como ves, es algo bastante común, por lo cual las causas de esta actitud suelen generar gran curiosidad en los dueños.

El instinto y la búsqueda de nutrientes

Las acciones de los perros se ven en gran parte influenciadas por su instinto, condición que los hace en muchas ocasiones actuar de maneras “extrañas”. Muchos aseguran que la ingesta de hierba, parte de un instinto natural, orientado por la necesidad de alimentarse con fibras y minerales. Esto no quiere decir que el perro esté mal alimentado, tan sólo es una acción evolutiva bastante normal.

Limpieza estomacal

Por otra parte, algunos expertos en perros, sugieren que los caninos buscan la hierba como limpiador estomacal. Algunos veterinarios indican que la hierba puede representar una forma de desparasitación, mientras que otros rebaten esto y señalan que incluso podría empeorar esta condición.

Por otra parte, se ha demostrado que muchos perros vomitan luego de consumir hierba, esto podría representar para muchos una actitud preocupante, pero lo cierto es que no es razón para llevar al perro al veterinario. De hecho, en muchas ocasiones el vómito es una forma de limpiar el organismo del perro, cuando ha ingerido algo que le molesta o irrita.

Aspectos que debe considerar en relación a la ingesta de hierba por parte de su perro

Como ven, la ingesta de hierba por parte de un perro en la gran mayoría de circunstancias no representa un problema. Aun así, es muy recomendable tener ciertas consideraciones si nota que su perro está comiendo hierba.

Verifica la naturaleza de la hierba

Si su perro come la hierba del patio trasero de tu hogar, no hay mayores preocupaciones que puedan surgir. En cualquier caso, si no conoce la naturaleza del pasto que come su can, podría ser algo peligroso.

Es bastante común que se utilicen pesticidas y otros elementos tóxicos para mantener en buen estado el pasto, principalmente en entornos donde se siembre. Estos pesticidas podrían ser bastante dañinos para su perro, por lo cual te recomendamos verificar los entornos en los cuales tu perro se mueve y podría ingerir pasto.

Verifique que no sea una actitud compulsiva

Todos saben que los perros adoran comer, de hecho algunos canes pocas veces se limitan y en bullen prácticamente todo lo que ven. Aun así, hay ciertas cosas que los perros no comen por mero placer y que de hecho evitan.

Como señalamos anteriormente, que un perro coma hierba es común, pero la ingesta compulsiva y obsesiva podría denotar un problema para la salud del canino. Como señalamos, es posible que la hierba genere vómito o diversas condiciones estomacales de cuidado. Si fuera un problema tan grave y frecuente, podría llevar a deshidratar al perro.

Si nota que su perro come hierba de manera constante, podría haber un desajuste en la dieta del animal. Lo más recomendable es visitar a su veterinario quien le indicará si su perro requiere un cambio en su dieta o podría haber una patología crónica que le produce la necesidad de consumir pasto para inducir el vómito.

Si es una actitud compulsiva puede que el perro esté aburrido, sobre todo si lo hace en un espacio confinado. En ese caso debemos enriquecer su ambiente con juguetes, masticadores o pelotas. Pensar en hacer una rutina de ejercicios a diario sería una buena opción también.

Si el alimento es de mala calidad, efectivamente podría deberse a una deficiencia nutricional, por lo que se puede cambiar el pienso o alimento y ver qué pasa con el comportamiento del perro con ese cambio.

Por Mateo Hernández, redactor y editor

Otros artículos interesantes:

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR