Perro agresivo, ¿Qué hacer?

perro agresivo

Los perros agresivos o mordedores son más comunes de lo que se cree. La cantidad de personas mordidas por perros no es menor, sobre todo en países donde la tenencia responsable aún no se le da la importancia que debe tener. 

Los perros nos sorprenden y hacen reír con sus actitudes, la mayoría de las veces son amigables y juguetones, pero también pueden manifestar ciertas conductas dañinas y peligrosas, como ser agresivos con otros perros y las personas.

Así como la mayoría de las especies, también los  perros están propensos a pasar por episodios de agresividad, debes preocuparte si tu perro es agresivo o manifiesta conductas relacionadas, pues la mayoría de las veces esto tiene solución, recuerda que en la actualidad hay especialistas llamados etólogos dedicados al estudio y tratamiento del comportamiento canino.

RAZONES ANCESTRALES DE LA AGRESIVIDAD:

Uno de los principales puntos que debes tener en consideración es que la agresividad es una condición natural de los perros (de hecho de la mayoría de especies) esta conducta tiene un propósito y se desarrolló a lo largo de la evolución canina como una conducta que favorece su supervivencia.

lobo agresivo

Debemos tener en consideración que al igual que toda especies, los caninos han pasado por procesos evolutivos de selección natural, donde la agresividad era un ventaja que permitía a las especies defenderse o atacar, algo necesario en ecosistemas hostiles.

Ciertamente con los perros existe una condición especial, puesto que originalmente esta especie descendiente de los lobos.

La existencia de los perros ha estado entonces ligada a los humanos prácticamente desde su aparición unas decenas de miles años atrás, por lo que hoy en día las semejanzas entre lobo y perro son mucho menores. En cualquier caso, aunque su conducta y apariencia ha cambiado, algunas condiciones prevalecen, entre estas destaca la agresividad.

CAUSAS DE LA AGRESIVIDAD EN PERROS

Entendiendo la historia y los factores genéticos estrechamente ligados a los perros, podemos llegar a la conclusión que si bien la agresividad está presente en los perros, es imposible decir que todos los perros son agresivos, esto es tan descabellado como señalar que todos los seres humanos lo son. En realidad la relación con las personas en este aspecto es mayor de la que podríamos pensar.

Al igual que los humanos, los perros responden directamente a su entorno e incluso a factores relacionados a su crianza. Por esta razón podemos llegar a la conclusión de que la respuesta agresiva en los perros la mayoría de las veces tiene una explicación, para ser más precisos, en gran parte de ocasiones se debe a los siguientes factores:

Miedo:

Parece ser una respuesta extraña, pero es muy común que los perros respondan con agresividad ante su temor, es una respuesta innata en muchos caninos como método de protección de su integridad. Esta respuesta es común en perros que han sufrido traumas en su etapa como cachorros, aunque también puede aparecer en perros sin dicha condición. El miedo es uno de los factores más importantes que desencadenan la conducta agresiva. 

Al alimentarse:

Es común que los perros respondan agresivamente cuando están alimentándose, esta conducta suele aparecer únicamente cuando otro perro o una persona se acerca demasiado al animal mientras este se alimenta, es algo más instintivo de supervivencia, para asegurar su alimentación y dominio. 

Por celos:

Otra condicionante común en los perros para demostrar agresividad es cuando sienten celos. Esto suele aparecer cuando sienten que otro perro, persona o animal recibe cariño por parte de su dueño o familiares. Esta conducta podría ser una señal de alerta en el caso de que acuda a morder o a dañar directamente a otros animales o personas.

perro peleador

Protegiendo objetos, personas, entre otros:

Si bien en muchos casos pareciera que no existe peligro alguno, es bastante común que los perros se sientan amenazados por infinidad de factores externos. Es común que un perro responda agresivamente protegiendo alguna pertenencia, persona, territorio, otro perro, cachorro, etc.

Perro agresivo por enfermedad (causa orgánica):

  • Hay enfermedades como la rabia que se manifiesta con agresividad. Otras que producen alteraciones neurológicas y metabólicas pueden producir estas conductas.
  • Enfermedades que causan dolor aumentan la agresividad en los perros. Como las que afectan la piel (dermatitis, prurito), degenerativas, artritis, otitis, dentales, etc.

SEÑALES DE AGRESIVIDAD CANINA:

La agresividad tienen muchas condicionantes, en algunos casos los perros atacan de manera repentina haciendo que sea imposible evitar el ataque. Aún así en muchas circunstancias es bastante fácil predecirlo, esencialmente analizando ciertas actitudes del animal, que son en la mayoría de ocasiones un indicativo de agresividad e incluso una posible mordida o ataque.

Vocalización:

Una de las principales señales de que un perro se prepara para realizar un ataque es la vocalización, especialmente los gruñidos, estos son la mayoría de veces una señal de alerta por parte del perro indicando que no se siente cómodo con una situación. Es también una señal para las personas objeto del estímulo, pues el animal puede disponerse a atacar.

Signos de tensión y ansiedad:

jadeo, pupilas dilatadas, orejas para atrás, piloerección o erección del pelo del lomo (dorso se eriza).

Mostrar los dientes:

Una de las señales más evidentes de que un perro podría atacar en cualquier momento es que comience a mostrar sus dientes, levantando los belfos (labios). Esto es una señal irrevocable de que el animal está profundamente incómodo. Esta señal es un indicativo de una mordida o ataque inminente, lo mejor para el desconocido es alejarse para evitar la agresión.

perros agresivos con perros

Movilizarse vocalizando y mostrando dientes:

Cuando el canino comienza a movilizarse hacia nosotros o en círculos, mostrando sus dientes y vocalizando (sin apartar la mirada de nuestros ojos) debe prepararse para un ataque en cualquier momento. Esta es la demostración definitiva de que un perro podría realizar un ataque peligroso en cualquier momento.

Lo más recomendable en el caso anterior es alejarse inmediatamente del animal para evitar una mordida o ataque de gravedad.

Las anteriores demostraciones son una clara señal de agresividad canina y cada una de ellas es un indicativo de que el perro necesita tratamiento, sobre todo en el caso de que se presenten con relativa frecuencia.

TRATAMIENTO DE LA AGRESIVIDAD

Ya conociendo la anterior información puedes hacerte una idea de cómo este mal comportamiento afecta directamente a tu vida y la de los que te rodean, ahora surge la interrogante ¿Cómo cambiar esta peligrosa conducta? Esta pregunta no tiene una sola respuesta, aunque señalaremos los puntos más importantes que debes considerar al momento de ver este mal en tu perro.

Acudir con un especialista (etólogo canino)

Lamentablemente la agresividad canina no puede ser tratada por una persona inexperta. En realidad lo más recomendable es que acudas inmediatamente ante un experto cuando el problema se presente constantemente o hayas presenciado un ataque importante, ya que el perro podría representar un peligro para las personas.

Debes acudir a un experto si:

  1. Tu perro ha mordido a varias personas sin razón aparente.
  2. Si constantemente amenaza con gruñidos o mostrando sus dientes.
  3. Cuando persigue a personas para atacar.
  4. Si destroza tus pertenencias.

El experto en comportamiento animal es llamado etólogo, debes entonces buscar un etólogo especializado en el comportamiento canino. Sólo una persona con estudios profundos en la materia puede obtener resultados satisfactorios.

Diagnóstico de la agresividad canina

El etólogo evaluará a profundidad la conducta de tu perro, haciendo preguntas pertinentes a sus acciones y directamente haciendo pruebas relacionadas. A través de este estudio determinará la causa de la agresividad que puede deberse a los siguientes patrones:

  1. Enfermedades neurológicas: Condiciones que alteren directamente el sistema nervisos central del animal, como es el caso de tumores intracraneales, trastornos convulsivos, entre otras patologías relacionadas.
  2. Parásitos o enfermedades infecciosas: Algunas condiciones de cuidad como el moquillo o la rabia pueden causar problemas de agresividad, lamentablemente también estas enfermedades tienen la cualidad de llegar a ser mortales, por lo que es necesario acudir inmediatamente con un especialista si crees que es una posibilidad.
  3. Estrés: El estrés o diversos problemas de la índole psicológica son también causantes de irritabilidad y por ende de agresividad, este tipo de circunstancias puede deberse a traumas o falta de tranquilidad en el hogar. De cualquier modo el etólogo es la persona más apropiada para este tipo de condición.
  4. Molestias físicas (DOLOR): Molestias que causen dolor en el animal también aumentan su irritabilidad lo que lo predispone a la agresividad. Si el especialista descubre que tu perro tiene una condición molesta o lesión, recomendará inmediatamente la acción de un veterinario.

¿Qué hacer si no tienes acceso inmediato con un etólogo? Bien, entendiendo que muchas veces no se tiene acceso o tiempo para acudir inmediatamente a un etólogo u otro especialista, aún quedan algunas cosas que podemos hacer.

CONSEJOS PARA TRATAR A TU PERRO AGRESIVO CUANDO NO PUEDES VISITAR A UN ESPECIALISTA

Evaluación de la situación

Existen muchos casos de agresividad, por lo cual es justo señalar que no podemos emplear cada medida de acción para todos los casos. En relación de la seriedad del comportamiento debemos tener en consideración algunas medidas, por esta razón lo primero es localizar la posible razón de las conductas de agresión.

Aleja al objeto de agresividad

Existen circunstancias en las que es posible rastrear el detonante de la agresividad, siendo en muchas circunstancias un objeto o animal en particular. En muchos casos los perros se ven alterados por una persona en particular, por un objeto extraño o directamente por desconocidos, entonces evalúa profundamente los episodios de agresividad y localiza su causa.

Una vez hayas localizado efectivamente la causa o la razón de la agresividad del canino, debes proceder a alejarla de él, por esta razón si notas que una persona en particular es la que causa el rechazo, una medida preventiva es avisarle a dicha persona que mantenga su distancia. El caso es el mismo con un objeto o con los desconocidos.

Esta medida no está pensada para mejorar la condición del perro, es tan solo una opción para evitar cualquier tipo de eventualidad, como mordidas o agresividad desmedida.

No se debe actuar con violencia para curar la agresividad de nuestro perro.

¿Qué hacer si el perro agrede a alguien?

Esta es la expresión más grave de este mal comportamiento, pueden los perros de gran tamaño causar graves lesiones, incluso la muerte a personas, además de transmitir enfermedades infecciosas. Si tu perro está siendo agresivo, debes en lo posible aislarlo hasta poder recibir ayuda profesional.

Puedes usar un bozal como medida preventiva, si esa agresivo con otras personas o animales del lugar.

No se debe actuar con violencia para curar la agresividad de nuestro perro. Es contraproducente.

Consejos para perros mordedores:

Es fundamental recurra a un experto, un etólogo para que evalúe a su perro y determine un tratamiento.

A continuación entregamos una pauta para tener en consideración:

  • El dolor agudo por un trauma puede ser el causante de una conducta agresiva en nuestro perro, o un dolor crónico causado por un tumor, o alteración musculoesquelética entre otros, también causan comportamientos de este tipo. Ante una patología o trauma se debe consultar con el especialista para tratar la causa de ese dolor.
  • Evite la situaciones de estrés a su perro. Una temprana y adecuada socialización evitarán que un perro tímido se sienta agredido o asustado (miedo) en presencia de otros perros o personas.
  • Se puede optar por la esterilización de perros como medida de control de un perro agresivo. La testosterona en machos puede aumentar este comportamiento. Además disminuye las peleas con otros perros cuando hay hembras en celo.
  • No debe golpear a su perro, esto aumentará su miedo y nivel de estrés. Impulsando su reacción agresiva.
  • Hay que evitar juegos que incitan la competencia entre el amo y el perro. Ver que tiene más fuerza, por ejemplo el tirar de los extremos de una cuerda. No se recomienda.
perro tira cuerda

LA AGRESIVIDAD CANINA UN PROBLEMA CON UNA ÚNICA SOLUCIÓN

La agresividad es un problema recurrente en perros y es la principal causa de accidentes en el hogar relacionados con animales, por esta razón es justo señalar que es un problema de cuidado que debe ser abordado. En este espacio hemos señalado algunos aspectos relacionados a esta problemática y establecemos como conclusión la necesidad de acudir con un experto.

La ayuda de un especialista es completamente necesaria para el tratamiento de un perro agresivo, esto se debe principalmente al hecho de que es una condición con muchas causantes posibles y muchas variables, como es el caso de la raza del perro o su condición individual y demás factores que ocasionan el problema (miedo, dolor, enfermedad).

Ante todos los puntos anteriores y consejos, te orientamos siempre a que acudas con un etólogo, este verificará el causante del problema y te guiará. También es posible que recomiende la acción de un veterinario en el caso del problema ser de índole física.

Otros artículos relacionados al adiestramiento canino:

Por: Mateo Hernández, Ayudante Veterinario.

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR