Guía práctica para socializar un perro o cachorro

guia socializacion canina

La socialización de un cachorro busca enseñarle a este a ser parte de la sociedad, para que pueda sentirse a gusto con los diferentes estímulos que va a experimentar durante su vida. Un perro adulto socializado correctamente convive de manera adecuada con las personas, perros, otros animales, automóviles y muchas cosas más, que van a generar una respuesta en él.

En este artículos aprenderás sobre la socialización en cachorros y perros adultos, es una guía que te ayudará a conseguir de manera exitosa la socialización.

Los cachorros hasta cierta edad, son más abiertos aceptar y comprender los estímulos que llegan del entorno. Después de esa edad comienzan a desconfiar de las cosas nuevas, de las cosas que no presenciaron o experimentaron antes. El cachorro se siente mucho más cómodo con las cosas nuevas que vive, que un perro adulto, que le producen desconfianza, temor, etc. Por esto la socialización y el adiestramiento canino son más fáciles si se realizan a temprana edad.

Una cosa importante para la socializar un cachorro, es que experimenten o convivan con varios estímulos normales de la sociedad, pero también es importante la intensidad de se estímulo, porque si está expuesto exageradamente a un estímulo cuando cachorro puede generar un trauma. Entonces, para la socialización es importante exponer, pero también es importante a cuanto se expone.

Si no socializamos a nuestro cachorro, cuando sea adulto será más difícil poder socializar y educarlo. Entonces es recomendable hacerlo antes que su cerebro sea menos flexible y menos abierto a comprender y asimilar nuevas experiencias. 

Las interacciones sociales son importantes para la gran mayoría de especies, incluidos los perros. Los caninos se caracterizan por relacionarse de manera muy importante con otros miembros de su especie (manada). Esta conducta no está presente únicamente en los cánidos salvajes, también están presentes en nuestros perros de ciudad.

La gran mayoría de personas están al tanto de esto, otras en cambio creen que los perros no necesitan interactuar con otros miembros de su especie. Como sea, es necesario que sepas que las relaciones sociales son muy relevantes para los perros, por esto deberías incentivar a que tu cachorro socialice con otros perros, personas o animales.

Que es la socialización canina?

El proceso de socialización es bastante amplio y aunque muchas veces se reduce a las relaciones sociales entre un perro con otros caninos, pero esto va mucho más allá. Lo cierto es que los perros son animales muy sociales, pero desde que el ser humano los comenzó a domesticar, sus relaciones sociales se ampliaron, por eso hoy es común que interactúen con personas y otros animales.

Por esta razón podemos describir a la socialización canina, como cualquier intercambio social entre un perro y otros individuos, sea con otros perros, con personas e incluso con animales de distinta especie. La socialización canina es imprescindible para que tu perro tenga equilibrio en todos los ámbitos de su vida.

Se ha demostrado que las experiencias llenas de emociones positivas contribuyen a que el cerebro las guarde más fácilmente. Entonces podemos ayudarnos de refuerzos positivos durante la educación y socialización de nuestro perro. 

Etapas del desarrollo de un perro y su capacidad de socializar:

Al igual en los humanos, los perros según su edad,  tienen distintas capacidades de aprender o asimilar nuevas cosas que experimentan. No tiene la misma capacidad de recordar o responder frente a algo, un cachorro que un perro anciano.

A continuación dividimos en tres periodos según la edad del cachorro y explicamos en qué consiste cada una de ellas y su relación con la socialización canina. 

1° Periodo:  PERIODO INICIAL –  0 a 3 semanas 

El periodo inicial va desde el nacimiento hasta la tercera semana aproximadamente, lo subdividimos a su vez en dos etapas: Neonatal (primeras dos semanas) y transición (última semana).

En la etapa Neonatal el cachorro se caracteriza por valerse únicamente por los sentidos más primitivos y reflejos,  como el tacto, olfato, sabor, necesidad de mamar y percepción de calor.

La etapa de Transición que comprende la última semana del periodo inicial, se caracteriza por la apertura de los ojos, y la capacidad de escuchar, además mejora la motricidad del cachorro. 

Este periodo inicial es completamente esencial para el desarrollo futuro del perro, lo mejor es que el ser humano no intervenga a menos de que sea completamente necesario. En este periodo el cachorro socializará especialmente con su madre, siendo el primer gran vínculo social que desarrolla a lo largo de su vida.

socializacion cachorro perra

2° Periodo: PERIODO DE SOCIALIZACIÓN INICIAL – 3 a 12 semanas

El período de socialización inicial integra desde la tercera semana hasta la doceava semana en  la vida de un cachorro. Es posiblemente uno de las etapas más importantes en la vida de un cachorro, aquí la madre comienza a dar espacio a los cachorros y estos interactúan más con sus hermanos y perciben mejor los estímulos circundantes. Durante este periodo los cachorros no son receptivos a la interacción humana, esto cambia hacia la etapa  final del periodo a medida que viven experiencias positivas con sus amos. A su vez este periodo se divide en dos etapas, la que abarca desde la semana 3 hasta la 6 y la comprendida entre la semana 7 y la 12.

Etapa: Semana 3-6 (socialización camada)

Durante esta etapa los cachorros desarrollan aún más la vista y audición,  aprenden los principios iniciales de la interacción canina, en otras palabras los cachorros,  aprenden la manera correcta a relacionarse con otros miembros de su especie. Es imprescindible que aprenda estos principios durante esta etapa para luego relacionarse de manera adecuada con otros perros.

Etapa: Semana 7-12 (socialización humana)

La segunda mitad del período de socialización inicial se caracteriza por ser el momento idóneo para presentarle tu cachorro a los humanos. En este punto los cachorros están preparados para interactuar con personas, de manera que ya pueden establecer vínculos significativos. Comienza a formarse el vínculo entre el perro y el hombre. Aún así ten en consideración que debe estar con su madre como mínimo hasta la octava semana desde su nacimiento.

Dentro de este 2° periodo (De socialización inicial) los cachorros desarrollan una respuesta al miedo, que puede ser provocado por un entorno distinto, un ruido fuerte. 

Durante el 2° periodo 3 a 12 semanas se debe evitar las experiencias traumáticas, ya que sus consecuencias pueden perdurar de por vida. 

socializacion cachorros

3° Periodo: ENRIQUECIMIENTO – 3 a 6 meses: 

El periodo del enriquecimiento abarca las etapas desde los 3 hasta los 6 meses, momento en el que los perros aprenden mediante condicionamiento operante. Por esta razón es considerado el momento idóneo para enseñar a cualquier perro aspectos imprescindibles de la educación, también es válido comenzar procesos más rigurosos de socialización.

Cabe resaltar que el periodo de enriquecimiento obtiene su nombre justamente porque es en esta etapa en la que se definirá la conducta y temperamento del perro. El periodo desde los 3 a los 6 meses es completamente imprescindible para educar y socializar adecuadamente a los perros, no hacerlo de modo correcto podría acarrear problemas de conducta graves en etapas futuras. 

Dependiendo de la crianza del cachorro esta etapa puede ser tanto positiva como negativa, es el período en el cual los perros generan la mayoría de los aprendizajes o traumas que llevarán consigo el resto de sus vidas. Por esta razón todo dueño debe enfocarse principalmente en condicionar la conducta de su perro, dicho es el caso de la socialización.

Otros antecendentes importantes de la socialización canina:

Conociendo los puntos anteriores ya puedes tener una idea de los momentos claves de la socialización canina en la vida de un perro. Ahora surge la interrogante ¿Cómo es el proceso de socialización canina? ¿Qué provocan los estímulos positivos o negativos?  La verdad, socializar un cachorro no es algo complicado, de hecho cualquier persona puede incentivar una conducta social apropiada en su mascota, sobre todo cuando lo hacemos en el momento adecuado.

Decimos que el proceso de socialización consiste en exponer a tu mascota a todo lo que tiene que ofrecer el mundo, sean otros perros, otros animales y por supuesto, con personas. La manera más adecuada de comenzar este proceso es haciéndolo de una manera segura y siempre controlada, para evitar cualquier aspecto contraproducente o traumático.

Refuerzo positivo y evitar el estrés

Una de las mejores maneras de enseñar a los perros es a través de refuerzos positivos, las primeras impresiones de un cachorro ante algo nuevo serán determinantes en su experiencia futura. Por esta razón, lo mejor es crear un ambiente controlado, en el cual la experiencia de tu perro no se vea afectada por una mala situación. 

Si no entiendes el punto anterior, lo simplificamos a través de un ejemplo: Si el primer encuentro de un cachorro es con perros agresivos, lo más posible es que el cachorro se vea asustado y se rehúse a relacionarse con perros por un periodo prudencial, esto incluso podría acarrear traumas futuros, sobre todo si sufrió un daño físico. Esta experiencia puede catalogarse como un refuerzo negativo. Por eso debemos controlar las experiencias que vive nuestro cachorro, no debemos exponerlos a situaciones estresantes.

Si tenemos un cachorro criado en el campo, en un lugar aislado del contacto con humanos hasta los 6 meses, es muy probable que cuando se un perro adulto, sea miedoso y  agresivo a la presencia humana. 

Ante esto recuerda tratar de crear refuerzos positivos constantemente, una manera de incentivar el aprendizaje es a través de recompensas. Recompensa siempre a tu perro cuando haga las cosas bien, de esta manera entenderá que su acción es la correcta. Paulatinamente el cachorro comenzar a entender cómo debe comportarse.

Equilibrio entre situaciones de estrés y protección

Si bien lo mejor es controlar la situación, lo cierto es que los perros deben aprender todas las facetas de la vida. Lo que en muchas ocasiones se traduce también a aquellas que les causan temor. Por esta razón mantén siempre controlado el entorno, pero no abuses de la susceptibilidad de tu cachorro, esto podría crear problemas de apego exagerado y miedo.

Lo más sensato es ofrecer a tu perro entornos variables, ni demasiado agresivos ni demasiado sutiles, recuerda que el punto principal de todo esto es que tu perro aprenda a socializar con otros perros, animales o personas. La sobre estimulación no es positiva, todo debe darse paso a paso y de la manera más balanceada posible. Debemos observar lo que nos dice nuestro perro, su nivel de estrés o comodidad, a través de su comportamiento o signos observables en su propio cuerpo (lenguaje corporal), por ejemplo si tiene la cola entre las piernas, si tiene las orejas para atrás, etc.

Debemos ir viendo como se siente con esta situación o experiencia nueva, y no exponerlo al punto que se observen signos de estrés en el. Si se observa incomodidad, debemos dejar de exponerlo y volver después con la experiencia.  Si ante un estímulo se estresa rápidamente, lleve consigo golosinas o galletas para contrarrestar la respuesta de su cachorro. 

¿Cómo socializar un cachorro?

La edad un perro es bastante importante al momento de comenzar con la educación canina y socialización es por esta razón que debemos hacer una distinción entre los cachorros y los perros adultos, ya que ellos aprenden de manera diferente. Hay que resaltar que la socialización en cachorros suele ser bastante más sencilla que con su contraparte adulta. La cual veremos más adelante. 

Como dijimos anteriormente es mejor esperar hasta la octava semana antes de separar a un cachorro de su madre. En este periodo los perros son lo suficientemente maduros como para aprender y socializar con otros individuos, además ya en este punto han asimilado los principios de socialización básica introducidos por su madre. Inicialmente la socialización de nuestro cachorro estará limitada por su plan o calendario de vacunación

A continuación te mostramos como socializar un cachorro adecuadamente: 

Socializacion cachorro de 8 a 12 semanas (limitado por inicio vacunación) :

¿Qué debe experimentar un perro en este periodo? Recordar que la exposición a estos estímulos o situaciones debe ser controlada, procurando no ocasionar estrés en nuestro cachorro. Todo en forma paulatina y positivamente.

  1. Sonidos: timbres, llamados a la puerta, alarmas ruidosas, aspiradoras, risas estruendosas y diferentes sonidos humanos.
  2. Objetos comunes: patinetas, bicicletas, sombrillas grandes, etc.
  3. Contacto directo: Acostúmbralo a que toquen sus orejas, sus patitas, su hocico.
  4. Personas con características especiales: gente con barbas prominentes, lentes, sacos grandes o sombreros.
  5. Diferentes personas:jóvenes, mayores y niños de todas las edades.
  6. Distintas superficies: arena, el concreto, el césped, el asfalto o la madera.

Cachorro de la semana 12 en adelante (No limitado por vacunación):

Ya en este punto tu perro tiene la madurez inmunitaria suficiente como para relacionarse con otros perros, el riesgo de contraer una enfermedad contagiosa es menor. Independiente de esto, socialicemos a nuestro cachorro con perros de origen conocido.

Enseña a tu perro objetos, personas y eventos con las siguientes características o similares:

  1. Sonidos: bocinas de vehículos, el sonido del tráfico, sonidos de gente en las calles, sonidos de aviones.
  2. Visita lugares: como centros comerciales, parques concurridos, estacionamientos, la playa (u otros lugares de esparcimiento al aire libre).
  3. Muéstrale: el tráfico, niños y jóvenes manejando bicicletas y patinetas, personas conduciendo motocicletas, coches, camiones, autobuses y demás vehículos.
  4. Preséntale: personas de todas las edades, en especial niños y adultos mayores. La idea es que tu perro normalice su presencia y los ignore la larga, incentivándolo a que siga siempre caminando.
  5. Presenta de personas con condiciones especiales: como individuos en sillas de ruedas o usando bastones.
  6. Socialización con perros de origen conocido y otros animales: preséntale perros tanto hembras como machos y animales de distintas especies, como es el caso de los gatos y las aves. Podemos juntarlo con otros perros con el plan de vacunación al día. 

Ten en cuenta que los puntos anteriores no buscan ser absolutos, es decir no tienes que cumplir cada uno de ellos al pie de la letra. Tampoco debes presentar todos estos estímulos de un momento a otro, esto de hecho sería contraproducente. La idea es que tú cachorro aprenda poco a poco de que se trata el mundo, aquí la paciencia es imprescindible.

¿Cómo socializar un perro adulto?

La manera en la que un perro adulto aprende es relativamente diferente al modo en el que lo hace un cachorro o un perro más joven. Los cachorros están predispuestos a aprender, son más flexibles la hora de afrontar nuevas situaciones, esto es un principio evolutivo que los ayuda a desenvolverse en el mundo futuro adecuadamente. Los perros adultos son menos flexibles, además si es de origen desconocido (refugio) no conocemos su historia pasada, sus vivencias y traumas. 

perro socializando en el parque

La socialización debería trabajarse idealmente desde que el perro es muy joven, aún así si sientes que tu perro adulto necesita mejorar sus capacidades sociales, es una buena idea educarlo. En cualquier caso al igual que con un perro más joven, la responsabilidad del dueño es muy importante para que todo el proceso se dé de manera adecuada. 

Un perro educado de manera correcta en su etapa adulta será capaz de interactuar adecuadamente con su entorno, otros perros y con otros animales. Aún así existen casos en los que por alguna u otra razón los perros de edades avanzadas no saben relacionarse adecuadamente. 

Muchos perros no fueron socializados adecuadamente cuando cachorros, lamentablemente, es muy común que muchos dueños ignoren y no atiendan a sus perros de manera adecuada. También, si se adopta un perro mayor que no fue educado adecuadamente, el animal podría tener problemas al momento de socializar tanto con otros perros, como con otros animales y personas. Cuando el problema social es grave pueden presentarse conductas como agresividad o miedo. Es en este punto en el que el perro necesita de guía para mejorar su comportamiento social.

Básicamente de se trata de desensibilizar al perro adulto al estrés que le provocan situaciones o estímulos ya aprendidos, mostrándole que no representa un peligro aquello que le genera el estrés y posteriormente, haciendo contracondicionamiento, que se refiere a orientar conductualmente al perro, para eliminar un respuesta no deseada en el y cambiarla por otra más apropiada mediante el uso de estímulos agradables.

Para desensibilizar al perro debemos exponerlo a la situación que le produce estrés, pero a un nivel inferior, evitando que se desencadene la respuesta negativa (miedo, agresión, etc). A modo de ejemplo, si el perro le tiene miedo a otros perros, debemos ir presentandole otros perros a la distancia, sin forzar la situación. Mantenemos esa distancia por varios días a medida que hacemos otras actividades, o le damos algún premio. Paulatinamente nos iremos acercando, y seguimos premiando hasta que nuestro perro deje de considerar a los otros perros como una amenaza estresante. 

Al igual que con los cachorros, la mejor manera para que un perro adulto comience a socializar de manera adecuada es incentivando sus capacidades a través de la experimentación. Por esta razón una de las mejores maneras es presentándole múltiples condiciones del día a día, para que paulatinamente sus capacidades sociales mejoren. También debemos controlar el ambiente y la cantidad de exposición a estos estímulos. Podemos ayudarnos con premios cuando conseguimos un avance en el comportamiento y para que mantenga la calma en situaciones de estrés.

Si nuestro perro adulto tuvo una mala socialización, debemos usar la desensibilización y el contracondicionamiento para cambiar su respuesta a estos estímulos que desencadenan una reacción indeseada. 

Esta lista puede usarla como guía de tareas para socializar a su perro adulto: 

  1. Objetos móviles: Autos, bicicletas, patinetas, etc
  2. Personas usando: collares, suéteres, sombreros y demás vestimentas llamativas.
  3. Sonidos: como truenos, fuegos artificiales, alarmas, sonido del tráfico, bocinas de automóvil, timbres de hogar, herramientas de trabajo, etc.
  4. Personas: niños de todas las edades, jóvenes, adultos, ancianos.
  5. Qué experimente superficies como: la grama, la madera, el asfalto, etc.
  6. Lugares con más densidad: centros comerciales, calles concurridas, estacionamientos, la playa, parques, etc.
  7. Objetos llamativos: sombrillas grandes, sacos grandes, mesas oscuras, peluches, juguetes, etc. 
  8. Otros animales: gatos, y en lo posible animales grandes como vacas y caballos.

Enseñar a tu perro adulto factores como los anteriores le ayudará en el proceso de socialización. Poco a poco tu perro comenzará a relacionarse adecuadamente con su entorno, con otros perros, otros animales y también con  personas. Aún así, debe tener en consideración que la paciencia es otro punto clave.

La socialización canina es imprescindible para que un perro tenga una vida equilibrada. Un perro que sepa convivir en sociedad, no tendrá problemas de ira, miedo,  ansiedad o depresión que a la larga conlleva problemas de salud por el constante estrés. Es sabido que contacto social del perro, es imprescindible para el estado general de él, concluyendo que en muchas ocasiones la falta de estímulos sociales adecuados, son determinantes en la pérdida de salud de nuestro perro. Por esta razón, todo dueño de un perro debe procurar una adecuada socialización.

Otros artículos relacionados al adiestramiento canino:

POR:

MDV. BRUNO R. CANEPA G.

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR