¿Cómo socializar un cachorro?

socializar cachorro

Lo más común es que las personas creen relaciones con los perros desde el inicio, es decir, cuando son cachorros. Los primeros meses de vida son primordiales en la vida de un perro, cabe resaltar que es posiblemente la etapa más importante para incentivar la correcta educación y socialización canina.

Lo más apropiado es que los cachorros pasen tiempo con sus madres, algo muy importante para su correcto desarrollo. Aún así, incluso desde el periodo inicial de la vida de un cachorro es posible enseñarles muchos aspectos imprescindibles para la socialización. 

La socialización no se limita a otros perros, de hecho es muy importante que los cachorros aprendan a interactuar con personas, otros animales y situaciones diversas.

¿QUÉ ES LA SOCIALIZACIÓN?

Solemos llamar socialización canina a toda relación que se establezca entre un perro y otros caninos e incluso entre un perro y un animal de otra especie (incluidos los seres humanos). Enseñar a un perro a relacionarse con otros en su entorno es completamente imprescindible para el correcto desenvolvimiento del animal a lo largo de toda su vida.

socialización animales

Incentivar las capacidades de socializar es muy importante para todo animal, de esta manera se evitan problemas importantes como la agresividad o la ansiedad. Ciertamente el mejor momento para incentivar las correctas relaciones es a edad temprana del animal, lo que en otras palabras se traduce a su etapa como cachorro.

LA SOCIALIZACIÓN DESDE CACHORRO

Ciertamente enseñar a un perro joven a socializar es más sencillo que con un perro adulto, no orientarlos correctamente en edades tempranas podría crear dificultad al momento de interactuar con otros perros, animales e incluso personas en etapas posteriores. Por esta razón se incentiva a que los dueños orienten a sus perros a socializar desde muy temprana edad.

Una inadecuada capacidad social puede acarrear problemas futuros como:

ANSIEDAD

Uno de los aspectos más comunes que aparecen cuando no hay una socialización adecuada para tu perro es la ansiedad canina. Este tipo de condición se presenta principalmente cuando un perro está demasiado acostumbrado a la presencia de su dueño o de su familia humana, sin contacto con otros animales o personas. Esta condición puede ser desfavorable, haciendo que tu perro se vuelva sensible y posesivo.

Es muy común que un perro que no sepa socializar ataque a otros perros, animales o personas, todo esto se traduce a la ansiedad que siente el animal ante la presencia de algo que rompe con sus esquemas y rutinas. Para evitar conductas ansiosas y dañinas en tu perro, lo mejor es incentivarlo a que socialice con otros perros o animales desde muy temprana edad.

MIEDO

Este punto está estrechamente relacionado a la ansiedad, es muy común que muchos perros reaccionen con miedo y temor ante circunstancias nuevas, como podría ser el caso de socializar con otro perro u otro animal. El miedo puede generar malestares muy pronunciados en los perros (estrés crónico), llevándolos incluso hacia la aparición de enfermedades.

El miedo a relacionarse es muy real en los perros, aparece principalmente en perros adultos que nunca se han acostumbrado interactuar con otros perros o animales. Puede parecer que el miedo no es peligroso, pero sí lo es, esta sensación puede hacer que el perro actúe de manera agresiva, incluso lo hace más propenso a sufrir un ataque cardíaco o problemas similares.

El miedo, ansiedad se pueden traducir en agresividad. Si tu perro tiene comportamientos agresivos esto te interesará.

¿CUÁNDO COMENZAR LA SOCIALIZACIÓN CANINA?

Ahora que conoces los problemas que puede traer para el futuro de un perro el no socializar, debes conocer los momentos adecuados para comenzar con la socialización. Lo mejor es seguir determinados pasos para que el proceso se dé de manera apropiada. Cuando se realiza el proceso de socialización de manera adecuada, el perro se comporta de manera sana y será feliz en el futuro, y se evitar tener un perro agresivo y temeroso. 

LA SOCIALIZACIÓN COMIENZA DESDE QUE EL PERRO NACE

El primer momento en el que un perro comienza a relacionarse es inmediatamente tras su nacimiento. La relación que un perro tiene con su madre y con sus hermanos cachorros le ayudará a entender los procesos esenciales a través de los cuales se relacionan los perros, es por esta razón que es importantísima esta etapa en la vida.

cachorros madre

Efectivamente, apartar  completamente a un cachorro de su madre cuando es muy pequeño, no solamente lo llevará a tener problemas conductuales y traumas, también le dificultará la correcta socialización con otros animales, situaciones y personas. Es en este punto en el que se establecen los parámetros esenciales de las relaciones caninas.

EL PRIMER PASO PARA SOCIALIZAR 

Los cachorros son curiosos por naturaleza, aunque también existen ciertos casos en los que se presentan conductas como el miedo, que deben ser tratadas con cuidado. Aún así,  si se tiene amor, paciencia y se toman las decisiones adecuadas el proceso para socializar a un cachorro no es para nada complicado, de hecho puede ser bastante fácil.

LOS PERIODOS EN LA VIDA DE UN CACHORRO Y LA SOCIALIZACIÓN

PERIODO DE 3 A 12 SEMANAS

El periodo inmediato al nacimiento de un perro es muy relevante para su vida posterior, siendo más específicos, nos referimos a la etapa desde las 3 hasta las 12 semanas de edad, periodo de gran importancia para el aprendizaje. En este momento los cachorros están muy abiertos a nuevas experiencias, vestigio de un principio evolutivo que les orienta a los conocimientos primordiales.

Esta etapa temprana es muy importante para llevar a nuestros perros por los caminos sociales adecuados. Por esta razón, se recomienda traer nuevas experiencias a los cachorros. Presentarles personas, objetos y demás cuestiones del hogar es algo beneficioso en esta etapa. 

En este momento el cachorro interactúa también con su madre y sus hermanos, por lo que aprenderá los principios sociales básicos entre caninos.

cachorro socializa personas

PERIODO DE 12 A 18 SEMANAS

Suele indicarse que durante el periodo que va desde las 12 a las 18 semanas de vida, puede volverse complicada la socialización, al menos si nos referimos a presentarle estímulos completamente nuevos al perro. Es por esta razón que se recomienda llevar a tu cachorro hacia nuevas experiencias antes de las 18 semanas.

De cualquier modo, aún en esta etapa los cachorros están abiertos al conocimiento, por lo cual es válido presentarles nuevos estímulos, algo que aunque es más complicado que en etapas anteriores, tampoco es una tarea demasiado exigente. Procura en cualquier caso plantear un buen plan de socialización, en el que se integren muchos factores que tu cachorro necesita tener dominados para un correcto desenvolvimiento social.

PERIODO DE LAS 18 SEMANAS EN ADELANTE

Los perros pueden aprender incluso al llegar a la adultez, aún así, orientar a nuestros perros en etapas tempranas de su vida será siempre más conveniente que hacerlo en momentos tardíos. Un cachorro está predispuesto de manera natural al aprendizaje, este es un condicionante evolutivo que los orienta a la supervivencia.

Por las razones señaladas con anterioridad podemos concluir que comenzar el proceso de socialización en perros completamente inexpertos en esta etapa, es un proceso complicado. Algunos incluso llegan a señalar que un perro completamente ajeno a socializar con personas, perros y otros animales la tendrá muy difícil para integrarse adecuadamente.

Es por esta razón que encarecidamente recomendamos orientar a los perros desde etapas muy tempranas, enfocándose principalmente en su etapa inicial, es decir, durante el periodo que va desde las 3 a las 12 semanas. Este es el mejor momento para presentar nuevos estímulos a un cachorro. 

Aún así, recuerda que es imprescindible que respetes también el tiempo que comparte con su madre, algo que también es primordial para el correcto desarrollo del animal.

BENEFICIOS DE LA SOCIALIZACIÓN CANINA Y SU IMPORTANCIA

Más que beneficiosa, la socialización canina es completamente necesaria para cualquier perro tanto en situación de mascota como en el caso de los perros salvajes dentro de la manada. Lo cierto es que esta especie animal se caracteriza por los profundos vínculos sociales que establece con su familia, manada o sus dueños, por esto señalamos que la socialización es necesaria y más entendiendo que la vida de un perro con humanos es muy diferente. De cualquier modo, podemos señalar algunos beneficios palpables de una correcta socialización canina en cachorros. 

PERROS RELAJADOS

Sin dudas uno de los principales beneficios en los cachorros que están educados a nivel social, es que en términos generales tienen actitudes más relajadas, alejándose de problemas conductuales como es el caso de la ansiedad o del miedo. Un perro con cualidades sociales destacadas se relaciona de manera eficiente tanto con otros perros, como con otros animales y personas.

Un perro socializado tiende a sentirse más seguro, a ser menos nervioso, además se siente cómodo en diversas situaciones en las que otro con problemas caería en la ansiedad y el miedo.

CONDUCTA ESTABLE

Al igual que como el punto anterior, un perro socializado correctamente tiende a actuar de manera más estable desde todo punto de vista. Es por esta razón que suelen ser animales que no caen en conductas inadecuadas y dañinas como es el caso de la agresividad o el temor descontrolado, conductas que pueden acarrear un ataque imprevisto.

Un cachorro o perro adulto educado no atacará a personas desconocidas, ni a otros perros o animales. También es necesario señalar que un perro que haya aprendido las variaciones de su entorno no se verá intimidado por sonidos estruendosos como el de los vehículos, las multitudes, incluso con la correcta socialización tu perro podrá sobrellevar conductas estresantes como las visitas al veterinario. 

UN PERRO FELIZ

Todos los puntos anteriores nos traen a esta afirmación: Un cachorro socializado de manera adecuada será un perro feliz. Lo cierto es que proporcionarle las herramientas, estímulos y condiciones sociales y experimentales adecuadas, hará que tu perro se sienta mucho más seguro en cualquier situación, manteniéndolo estable, sano y feliz.

Existen muchas maneras de socializar, cada una de ellas tan válida como la otra (siempre y cuando provengan de fuentes fiables). Puedes socializar a un perro de manera básica, intermedia y de modos más extensos. Recomendamos en todo caso, ampliar las experiencias de tu cachorro tanto como puedas, esto será muy beneficioso para que tenga una vida adulta feliz.

RECOMENDACIONES PARA SOCIALIZAR UN CACHORRO

La responsabilidad de que un perro tenga la educación adecuada, depende principalmente de su dueño, aun más si tu perro es pequeño. Los cachorros son excepcionales alumnos, de hecho no hay mejor periodo para transmitir enseñanzas que en esta etapa, dicho es el caso de la socialización. Aún así, como dueño debes tener en cuenta algunos principios importantes para educar adecuadamente.

TEN BUENA ACTITUD, NO SATURES AL CACHORRO

Uno de los aspectos que las personas no tienen en cuenta, es que su actitud durante todo el proceso es muy relevante para que nuestro cachorro se sienta a gusto. Lo principal es no sobrecargar a tu cachorro, entiende que su aprendizaje debe ir de menos a más, siempre avanzando de manera paulatina, empieza suave y ve incrementando los estímulos siempre teniendo en cuenta la sensibilidad de tu cachorro.

Preséntate con la mejor actitud, siempre con una sonrisa y evitando cualquier tipo de preocupación que tu perro pueda notar. Incluso desde cachorros los perros tienen la capacidad de sentir empatía con sus dueños, si sientes miedo, preocupación o alegría ellos lo notaran, por esto trabaja primero tu actitud antes de empezar el proceso.

PASO A PASO, SIEMPRE PREMIA A TU PERRO

El proceso de socialización es paulatino, requiere de mucha paciencia y debe darse paso a paso, comienza presentando nuevos entornos, para luego presentar a cachorros y otros perros. Luego puedes llevar a tu perro a parques y diferentes lugares concurridos. Cada vez que veas un avance de tu cachorro en el proceso, recompensalo, de esta manera sabrá qué está haciendo las cosas bien. No parques de perros de vacunación y estado de salud desconocida. 

Las recompensas no tienen que ser siempre golosinas, de hecho, acostumbrar a tu perro a siempre recibir comida a cambio de sus avances tampoco es el mejor camino. Lo mejor es mantener el equilibrio, para esto recomendamos incentivar a tu perro con tus palabras. 

Si bien los perros no entienden completamente lo que les decimos, lo cierto es que la manera en que hablamos tiene un gran impacto en ellos, pues comprenden tus sentimientos. Prémialos con golosinas, pero también con efusividad y mucho amor.

CONTINÚA PRESENTANDO NUEVAS PERSONAS Y ANIMALES

El proceso de socialización no tiene una etapa final, es un proceso constante, que es mejor prolongar. Y ¿Cómo prolongo el proceso de socialización? De manera muy simple, presentándole a tu perro nuevas personas o animales. Para evitar cualquier tipo de problema futuro, como agresión, ansiedad e incomodidad, lo mejor es acostumbrar al animal a nuevos estímulos.

La socialización es excelente para que tu perro esté al tanto de los entornos cambiantes, de esta manera el canino será menos sensible a los cambios, se acostumbrará a estar acompañado, pero al mismo tiempo el apego no será un problema. La socialización permite que incluyas a nuevas personas, animales y otros perros a tu hogar sin mayores inconvenientes.

DUDAS Y RESPUESTAS SOBRE LA SOCIALIZACIÓN DE CACHORROS

MI PERRO TIENE MIEDO ¿QUÉ HAGO?

De manera indirecta hemos tratado la respuesta a esta interrogante, aún así ten en cuenta que: El proceso de socialización es paulatino y requiere mucha paciencia. Si tu perro siente miedo lo mejor es disminuir los estímulos. Además, debes siempre mostrar tu apoyo, regañar si es adecuado y premiar también si es necesario. 

perro socializa parque

Por ejemplo, no puedes presentar a tu cachorro en un entorno concurrido de buenas a primeras, esto seguramente causara miedo  e inestabilidad en el animal. Lo más correcto es ir poco a poco, preséntale una persona, otro perro, objetos, pero siempre observa la respuesta de tu cachorro, analiza su conducta y sé paciente.

LAS VACUNAS, DEMÁS CUIDADOS Y LA SOCIALIZACIÓN

El proceso de socialización debe empezar desde etapas muy tempranas, es por esta razón que no podemos esperar hasta que tenga todas sus vacunas, de esperar tanto tiempo, perderíamos una brillante oportunidad para la socialización adecuada. Aún así, debes tener en cuenta este punto, por esta razón, protege a tu perro, pero también dale la oportunidad de manera segura de  conocer su entorno.

Lo más apropiado es crear un equilibrio, de manera de que ningún agente o patógeno pueda dañarlo, pero que al mismo tiempo aprenda los principios necesarios para interactuar adecuadamente con su entorno y también socializar. 

Hacer fiestas para tu cachorro, invitar personas a casa, ir a lugares aseados como centros comerciales, llevar a tu perro en automóvil e interactuar con personas y mascotas sanas es una buena idea antes de las vacunas.

No olvides vacunar a tu cachorro con el calendario adecuado de vacunación.

TAMBIÉN EXISTEN LAS CLASES

Si bien no es muy común, en algunos países también existe la posibilidad de llevar a tu cachorro a los denominados “kindergarten de cachorros” espacios en los que los perros jóvenes son atendidos por profesionales para su correcta instrucción. En este lugar los cachorros aprenderán los principios básicos de socialización en un entorno seguro y preparado.

De cualquier manera, como señalamos, los kindergarten para perritos no son comunes y se encuentran en pocos lugares. Por esta razón posiblemente tengas que dedicar parte de tu tiempo para socializar a tu perro, aún así es una opción válida para ampliar las capacidades sociales y de interacción de tu cachorro.

¿A QUÉ EXPONER A TU CACHORRO?

El proceso de socialización canina puede parecer complicado, pero no lo es, incluso la dificultad es menor cuando se trata de perros jóvenes. Para socializar adecuadamente a tu cachorro, ten en cuenta la siguiente lista de experiencias e interacciones que debe vivir para una correcta socialización.

  • Individuos como: Bebes, niños de todas las edades, adolescentes, personas adultas y ancianos.
  • Personas en: Bicicletas, patinetas, sillas de rueda.
  • Más personas: Como personas con tatuajes, pelucas, barbas, usando sombrillas, cascos, mascaras, sombreros, sacos grandes; personas uniformadas o disfrazadas e incluso personas de diferentes etnias.
  • Vehículos: automóviles, camionetas, buses e incluso barcos y aviones.
  • Situaciones como: El ruido y movimiento de las calles, festivales musicales, ferias, zonas de construcción, lluvias, tormentas, nieve.
  • Lugares como: Centros comerciales, parques, hospitales, centros veterinarios.
  • Sonidos como: El de las tormentas, fuegos artificiales, aspiradoras y otros electrodomésticos.
socializar en parque

SOCIALIZACIÓN CANINA EN ADOLESCENTES

Socializar un perro en etapa adulta y hacerlo en etapas iniciales (cachorro) son procesos muy diferentes. Los cachorros están predispuestos naturalmente a aprender y absorber estímulos de su entorno, en cambio los perros adultos ya tienen una mente más rígida y comportamiento constituidos, es por esta razón que es más difícil enseñarle a un perro mayor.

Pero ¿qué pasa con los perros adolescentes? La historia con los perros adolescentes es diferente. Debe saber que la mejor etapa para incentivar el aprendizaje de un perro es antes de los cinco o seis meses de edad. Aún así tras este periodo también pueden aprender, pero tenga en cuenta que el proceso es diferente para un perro relativamente mayor.

PRESENTA PERSONAS

El proceso de socialización canina no se enfoca únicamente en las relaciones entre tu mascota y otros animales o perros, por esto presentarle nuevos estímulos como pueden ser tus amigos, o conocidos siempre es una buena idea para mejorar las habilidades sociales.

De hecho, para un perro adolescente que esté acostumbrado únicamente a su familia humana, el proceso de socialización con otras personas abrirá su mente al cambio, lo que paulatinamente permitirá que se relacione satisfactoriamente con otras personas, perros y animales.

PRESENTA OTROS PERROS

Presentar nuevos animales a tu mascota es el principio para que aprenda a socializar correctamente y establecer vínculos con otros perros u animales de otra especie. Lo más recomendable para los perros adolescentes, es hacerlos interactuar de manera controlada (usando correa) con otros perros, en un ambiente neutral como puede ser un parque.

Los perros son muy sensibles a su olfato, también establecen vínculos importantes con sus hogares, llegándolos a considerar su territorio, es por esta razón que lo más recomendable es establecer las primeras interacciones sociales en espacios completamente neutrales. Lo mejor es comenzar poco a poco, pero de manera constante para lograr el cometido final.

CONTINÚA, AMPLÍA TUS OPCIONES

Lo más relevante para lograr que un perro aprenda a socializar adecuadamente con otras personas y animales es ser perseverante. Se ha comprobado que los perros aprenden principalmente mediante la repetición, es por esta razón que necesitas prolongar los procesos de aprendizaje tanto como puedas, incluso alargarlos, incentivándolos por el resto de su vida.

Mantener un intercambio social constante para tu perro, hará que paulatinamente entienda los patrones de comportamiento de otros perros, así como otros animales y personas. También entenderá cual es la manera correcta de interactuar con los demás. Por estas razones recuerda que la responsabilidad final para que una mascota aprenda, reside en su dueño. 

Considera lo siguiente:

  1. Rompe la rutina: Lo mejor para que un perro adolescente aprenda de manera constante es presentarle nuevos estímulos. Por esta razón procura romper su rutina, paséalo por diferentes sitios, incentívalo siempre a que experimente cosas diferentes.
  2. No lo sobreestimules: Si bien un perro adolescente tiene cualidades más cercanas a las de los adultos que a las de los cachorros, también puede sentir miedo. La sobreestimulación puede ser dañina, generar miedo y descontrol, evítala a todo costo.
  3. Enséñale lo que es la soledad: Puede parecer contradictorio, pero un proceso imprescindible de la socialización y de la educación de tu perro es que aprenda a vivir en soledad, de este modo no se sentirá ansioso cuando no haya nadie en casa.

Como conclusión afirmamos que la socialización del cachorro es fundamental, le ayudará  a relacionarse con la sociedad de manera adecuada, y ser un perro feliz y seguro. Además es el momento más fácil y natural para aprender y educar. Sin embargo un perro adulto puede socializarse también, pero requiere mucho más trabajo y paciencia.

Otros artículos relacionados al adiestramiento canino:

POR:

MDV BRUNO CANEPA

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR