Ansiedad por Separación en los Perros

ansiedad por separacion canina

Los perros al igual que las personas tienen sentimientos y una cognición compleja que orienta sus acciones y el desenvolvimiento social, es por esto que algunos perros sufren de ansiedad por separación.

Es bien sabido que los caninos son animales en extremo sociales, siendo sus dueños un pilar fundamental en sus vidas.

Si bien la domesticación canina y la relación entre perros y humanos es beneficioso para ambas especies, existen unos cuantos problemas que pueden surgir de esta relación, como es el caso de la ansiedad por separación canina (APS).

Es importante que los dueños se informen oportunamente al momento de criar un perro, pues si bien es una tarea maravillosa que llena profundamente, también requiere de gran responsabilidad. En este espacio trataremos aspectos imprescindibles relacionados a este tipo de problema, información que podría ser de gran utilidad para cualquier dueño de un perro.

¿Que es la ansiedad por separación?

Si bien no existe un consenso generalizado sobre el uso del término “ansiedad por separación”, este trastorno conductual es descrito como los cambios de conducta que presentan los perros al encontrarse solos, y que se expresan la mayoría de las veces dichas alteraciones conductuales, como ansiedad generalizada.

ansiedad separacipn canina

Si bien la expresión “Ansiedad por separación” es la más común, los expertos suelen referirse a esta problemática como híper-apego. De cualquier manera, sin importar la terminología aplicada, el problema descrito es el mismo y muchas veces se relaciona intrínsecamente con el apego que los perros tienen con sus dueños.

Como anteriormente señalamos, esta problemática orienta a los caninos a conductas erráticas que suelen ser descritas como ansiedad excesiva, aspectos que la gran mayoría de veces se denotan con intranquilidad. Si alguna vez has llegado a tu hogar y encontraste desorden y objetos destruidos por tu mascota, es posible que esta esté presentando dicho problema.

¿A quienes afecta la APS?

La ansiedad por separación es un problema conocido por veterinarios y expertos en psicología canina y lamentablemente los números no son positivos. Las cifras señalan que aproximadamente un 15% de la población canina domesticada se ve afectada por la ansiedad por separación.

ansiedad separacion perros

Ante las anteriores cifras es fácil notar que el problema es serio y afecta a una cantidad considerable de perros. Esta condición se ha visto en incremento en años recientes, lo que puede deberse a que las obligaciones del día a día, que hacen que sea complicado congeniar la rutina diaria y el espacio de tiempo para compartir con nuestras mascotas.

Un problema del mundo moderno:

Los procesos de selección artificial por los que han pasado los perros, los han hecho criaturas amenas y de excelente trato para la domesticación, pero esto también los ha “humanizado” haciendo que los lazos establecidos entre dueño y mascota sean muy fuertes.

En el pasado era común que las personas tuvieran más tiempo con sus mascotas, por lo que dicha problemática no era tan frecuente. La mayoría de perros compartían la mayor parte de sus vidas con sus dueños y la ansiedad no era una constante. Hoy por el contrario, en nuestro mundo competitivo es cada vez más difícil encontrar tiempo para nosotros, para nuestra familia y para nuestras mascotas, lo que incrementa la posibilidad en la aparición de la ansiedad canina.

Síntomas de la ansiedad por separación:

Comprender a nuestros amigos caninos puede parecer una tarea complicada, entendiendo que no pueden comunicarse verbalmente. De cualquier modo, los perros también tienen patrones de comunicación y a través de su comportamiento, es posible dilucidar algunos síntomas que pueden indicar problemas de ansiedad por separación.

Destrucción de pertenencias:

El que quizás sea el síntoma más común en un perro ansioso, es justamente la destrucción de muebles u objetos de nuestro hogar. Si la conducta es persistente incluso cuando se trata de erradicar, es posible que este sea una señal de hiper apego, es necesario evaluar en todo caso si la conducta se presenta únicamente cuando el animal está solo.

sintoma ansiedad separacion

Vocalización excesiva:

Los perros para comunicarse con nosotros, emplean diversos sonidos para circunstancias específicas. Si tu mascota vocaliza constantemente (aullidos, ladridos u otros sonidos) sin razón aparente es posible que esté presentando un cuadro de ansiedad, que podría deberse a la separación.

Hacer sus necesidades de manera descontrolada:

Otro síntoma posible de la ansiedad por separación se presenta cuando la mascota defeca, orina, vomita o incluso comienza a salivar de manera anormal o sin razón aparente. Estos cambios de conducta pueden ser una manifestación de un problema de este tipo en el perro.

Intranquilidad o conducta depresiva cuando el dueño deja el hogar:

Este es el síntoma más definitorio de este trastorno, observar frecuentemente que nuestro perro se muestre excesivamente apegado a nosotros cuando dejamos el hogar o verlo arrinconarse en una esquina o escucharlo ladrar excesivamente cuando nos alejamos es un indicio de ansiedad por separación.

trastorno separacion perros

¿Cuál es la causa de la APS?

Los causantes de la ansiedad por separación son diversos y aunque no es posible señalar un aspecto específico que determine la aparición de esta conducta, ciertas condiciones propician el desarrollo de este trastorno que a tantos perros alrededor del mundo afecta.

Traumas de cachorro:

La etapa primaria en la vida de un perro, es de excepcional relevancia para el desarrollo de la personalidad de la mascota. Es bastante común que circunstancias traumáticas durante este periodo causan cicatrices que el perro podría cargar en etapas de mayor madurez.

Lamentablemente la cría de perros para la venta o en ambientes no controlados, es conocida por emplear prácticas dañinas para la salud mental de los perros, siendo una de las más comunes el destete prematuro. Destetar a un cachorro en un periodo inferior a las 8 semanas de edad, puede crear un trauma por la separación que incluso puede aparecer en etapas más adultas, como ansiedad por separación.

Lo más sensato es dejar que el cachorro pase un tiempo prudencial con su madre y separarlo en una etapa más madura.

Hiper apego:

La relación con nuestros perros es irremplazable y fundamental, darles el cariño que necesitan y orientarlos es imprescindible en la vida de una mascota. En cualquier caso al igual que con la crianza de un niño, en nosotros reside la responsabilidad de criarlos de manera correcta.

perro ansiedad

Establecer un vínculo con nuestra mascota es necesario, las relaciones entre personas y animales suelen ser muy intensas, pero es imprescindible establecer límites sanos y poco a poco enseñar a tu perro que no estarás allí siempre para él. Lo más correcto es acostumbrarlo paso a paso a tu ausencia desde que este es pequeño.

Acostumbrar a tu perro a tu presencia constante hará que sea bastante propenso a crear hiper apego, lo que muy posiblemente se traducirá en Ansiedad por separación en etapas más avanzadas.

Experiencias traumáticas en soledad:

Podemos observar y controlar durante el tiempo que pasamos al lado de nuestro perro, pero no es así con aquellos momentos en los que no estamos allí. Lo cierto es que muchas veces los causantes de ansiedad por separación, aparecen en los periodos en los que el perro se encuentra sólo y no nos permite darle apoyo alguno cuando lo necesita, lo que puede generar el trauma.

Circunstancias como tormentas eléctricas, sucesos como accidentes en el hogar, sonidos estruendosos como el de los fuegos artificiales, entre muchos otros factores pueden crear traumas en los perros que los lleve a experimentar ansiedad por separación.

¿Cómo prevenir la APS?

La ansiedad por separación es recurrente en los perros y puede aparecer tanto en cachorros como en caninos adultos. Si bien no existe una metodología general que funcione para cada caso, podremos evitarlo siguiendo los siguientes consejos.

Entender que existe un problema:

El primer paso aunque parezca obvio es comprender a cabalidad que nuestra mascota tiene un problema, aceptar que existe la posibilidad de ansiedad en el perro es el primer punto que debe considerar el dueño.

Una vez se haya establecido la prevalencia de la condición, lo más recomendable es acudir con un veterinario y de ser posible con un experto en comportamiento canino, conocido como etólogo. Si por caso contrario no puede acudir con un especialista, recomendamos encarecidamente investigar a profundidad para que tenga más posibilidades de ayudar a su perro.

En cualquier caso, acudir con un experto es y será siempre la mejor manera de establecer si existe algún problema con nuestro perro

Adiestramiento desde temprana edad:

Tener una mascota es una gran responsabilidad, por lo que comenzar a hacerlo bien es menester de cada dueño. Recuerda que tu mascota siente y piensa a su manera, por lo que comprender el modo en el que se desarrolla su mente es útil para evitar problemas futuros.

Cabe resaltar que al igual que con los humanos, las etapas iniciales en la vida del animal son de vital importancia, actuar de manera irresponsable podría crear traumas que el perro acarreará a lo largo de su vida, lo que muchas veces ocasiona ansiedad por separación.

Evita el destete temprano:

Destetar al cachorro en etapa temprana puede representar una carga emocional muy fuerte para el animal, esto en circunstancias extremas podría crear traumas importantes. De hecho, se cree que la mayoría de casos de Ansiedad por separación surgen justamente de la separación forzada del cachorro y de la madre.

Los cachorros necesitan compartir el tiempo necesario con su madre para su formación física y mental, por lo cual lo más recomendable es esperar al menos 8 semanas antes de separarlo de su madre. Es necesario comprender que aunque los perros suelen ser bastante individuales, forzar una separación, podría fomentar el hiper apego y posteriormente crear ansiedad.

Aprende a mantener la distancia:

Para el perro acostumbrado a la compañía constante, lo mejor es dejar en muchas ocasiones la efusividad y las demostraciones excesivas de cariño. Si bien nuestro perro necesita amor, ofrecerle demasiados estímulos afectivos puede orientarlo a la ansiedad. Por esto, recuerda mantener un equilibrio entre el afecto y la crianza adecuada.

Este punto es especialmente importante al momento de separarnos de nuestro perro al ir al trabajo o a la escuela. Lo mejor es desarrollar un equilibrio entre el afecto y la distancia al momento de despedirnos y cuando volvemos a casa. Recuerda, tu perro debe aprender a estar tranquilo mientras está solo y sobre estimularlo puede afectarlo profundamente.

Crea un espacio especial para su comodidad:

Establecer un lugar en nuestro hogar dedicado completamente a nuestras mascotas orientará al animal a conocer su individualidad. Lo mejor es crear un entorno adecuado con un espacio para su descanso y su entretenimiento, por esto lo más recomendable es posicionar una cama cómoda y juguetes y elementos de diversión para el animal.

Acostumbrar a tu mascota a tener un espacio solo de él y en el que se sienta seguro, lo ayudará poco a poco a fomentar su individualidad, al punto en el que no sufra mientras se está ausente.

Varía tus horarios:

Todos los puntos anteriores buscan orientar a los perros a entender la soledad, lo que va de la mano con los periodos y la costumbre. Es común que un perro acostumbrado a un horario preciso en el que tendrá a su dueño a su lado, se vea alterado cuando dicho horario cambia de un momento a otro. Cambiar por ejemplo el horario en que salgo y llego a casa.

Ante esto, lo más recomendable es variar los horarios, de manera que el canino se acostumbre a pasar mayor tiempo solo. Aumentar o acortar el tiempo que pasa solo el fin de semana por ejemplo.

¿Cuál es el tratamiento?

Los puntos anteriores pueden evitar el problema de ansiedad de tu perro, incluso aplicarlos podría llevarnos a que el problema desaparezca, en cualquier caso si no puedes erradicar completamente este trastorno del comportamiento, puedes recurrir a tratamientos más específicos para esto.

Los tratamientos para la ansiedad por separación se relacionan intrínsecamente a la conducta y la cognición de nuestro perro. Estos buscan orientar el pensamiento del canino para mejorar y erradicar problemas como la ansiedad. La modificación de la conducta que se busca debe ser realizada y orientada por profesionales de esta área, un etólogo canino.

Acude con un experto

El principal punto que debe tener el dueño en consideración si no puede sobrellevar el problema es que necesitara ayuda de un profesional. Recuerda que es necesario instruirse con una persona preparada en la materia, por lo que acudir con un veterinario u otro especialista en este tipo de problemas es necesario.

Este profesional sabrá como orientar a tu perro para el mejoramiento de su conducta. La mayoría de veces la modificación de la conducta es orientada a través de ejercicios y educación básica, en los que tanto el instructor o profesional como el dueño y los demás involucrados deben intervenir. En este punto es necesario acotar, que los involucrados deben ser muy firmes y perseverantes con el objeto que los ejercicios tengan un efecto positivo.

En casos aislados es posible que sea necesaria medicación farmacológica, pero esto es algo poco frecuente y está principalmente ligado a los casos más extremos de ansiedad canina.

El tratamiento incluye uno o más de los siguientes puntos de acción:

Cambio de conducta: Antiguamente los etólogos recomendaban anular la asociación  que los perros hacen con algunos elementos y con nuestra salida del hogar. Por ejemplo, coger las llaves, coger el bolso, hacer sonar la alarma de apertura de la puerta de auto, etc. Se nos pedía hacer estas cosas en cualquier momento para evitar la asociación. En la actualidad muchos etólogos recomiendan que hay que hacer lo contrario, incrementar esa asociación para que nuestro perro con anticipación sepa lo que ocurrirá y esto reducirá los niveles de estrés.

Terapia farmacológica: Es complementaria al punto anterior, y sólo debe ser recetada o indicada por un especialista (veterinario). Su objetivo es bajar los niveles de ansiedad y poder mejorar el aprendizaje de la terapia anterior (cambio de conducta).

Terapia con feromonas: No requiere ser indicada por un especialista. Al igual que el anterior, busca reducir el nivel de ansiedad y mejorar el aprendizaje de nuestro perro, como complemento de la primera etapa (cambio de conducta).

En conclusión la ansiedad por separación es un trastorno conductual completo, que tiene mejor pronóstico cuando más temprano se detecte y aborde. No es opción abandonar a nuestro querido perro, aun cuando su comportamiento sea muy complicado.

Otros artículos relacionados al adiestramiento canino:

Por:

Mateo Hernández , ayudante veterinario

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR