Educación y adiestramiento

Una gran cantidad de personas consideran a los perros parte de su familia, admiran los valores que muestran incondicionalmente como la lealtad, el cariño y la protección que entregan a sus hogares y familias, De ahí la frase ampliamente difundida en todo el mundo: El perro es el mejor amigo del hombre. Sin embargo, muchos consideran muy relevante también el adiestramiento canino, esto por los comportamientos no deseados que suelen tener nuestros perros.

Guías de educación y adiestramiento:

Educar o adiestrar a nuestro perro busca cambiar algunas acciones inocentes pero molestas, como el cavar donde no queremos, ladrar sin motivo y frecuentemente, morder, saltar para saludar, robar comida, y muchas otras. Todo esto para obtener una relación de armonía entre el dueño y su perro.

Es fundamental aprender a entrenar a nuestro perro, esto mejorará nuestra vida y al de él, y la de todos los miembros de la familia. Aunque no lo crea los perros gustan aprender y es muy importante para lograrlo que usted tenga una buena comunicación con él. El perro quiere saber como le gustaría que se comportara, sobre todo si aprende con un incentivo positivo a hacerlo. El quiere ganarse el premio cumpliendo con sus deseos.

educacion canina

¿Cómo deberías entrenar a un perro?

Existen muchas posturas, métodos, técnicas y consejos de como entrenar a un perro. Algunos creen que se debe enseñar con la típica teoría de la mano firme en todo momento, otros que uno tiene que ser el perro alfa dominante, el líder de la manada y los que dicen que no se debe castigar bajo ninguna circunstancia y se deben usar recompensas en el entrenamiento del perro. Es fácil confundirse con tantos caminos posibles.

En fin, el entrenamiento canino busca controlar las consecuencias del comportamiento de su perro. Los métodos modernos y más usados por los especialistas en entrenamiento convergen en tres puntos claves:

  1. Premie o recompense los comportamientos que desea que su perro haga.
  2. NO debe recompensar los comportamientos que no desea que realice su perro.
  3. Tenga una línea, no confunda a su perro. Tenga claro lo que debe recompensar y lo que no.

Es importante que entienda como su perro aprende para enseñarle:

Este punto es fundamental, la gente comúnmente dicen que sus perros no escuchan, que no presta atención, por lo que es imposible que aprendan. Pero es lo mismo que usted preste atención a una persona que le habla en un idioma del que no sabe nada, usted no prestará atención por mucho tiempo, ya que no será capaz de entender o aprender algo.

Los perros pueden aprender por las consecuencias inmediatas que se generan por su comportamiento. Esto quiere decir que el perro se comportará (una vez que aprenda) de forma que obtenga cosas buenas (recompensas) y evitarán “comportamientos malos” que no le resulten en una recompensa. Las recompensas puede ser muchas, podemos mencionar una rica comida, masaje en el abdomen o dorso, cariño, juegos, etc. Por el contrario si el perro por un comportamiento determinado que no queremos que haga, es ignorado y pierde todas estas recompensas ya aprendidas, lo hará con una menor frecuencia.

recompensa educacion canina

Si quieres mantener un comportamiento, premia a tu perro, si no quieres mantenerlo ignóralo.

¿Cuales son las diferencias con otros métodos de entrenamiento?

Hay métodos de entrenamiento o de educación canina que utilizan el castigo para tratar de que nuestro perro haga lo que queremos, estos métodos pueden obtener resultados positivos pero también vienen con algunas consecuencias indeseadas.

Con este caso explicaremos las diferencias en concreto de ambos métodos (recompensa / castigo) Si queremos que nuestro perro no moleste a las personas al pasearlo por la calle, podemos recompensarlo cada vez que pasa una persona cerca y el si se mantiene al lado de nosotros sentado obtendrá su premio. Si no lo hace, no hay recompensa. Si lo corregimos con el castigo, por ejemplo bajando el perro al suelo con la correa en forma agresiva, cuando trate de acercarse a un persona durante el paseo, el resultado puede ser el mismo, nuestro perro no molestara a los transeúntes, pero puede traer otras consecuencias este método de adiestramiento canino como:

El perro puede asociar a la gente con miedo y dolor, porque cada vez que se acerca una persona es lo que sentirá, por lo que su perro tratará que eso no ocurra, gruñendo o ladrando a las personas.
El perro puede comenzar a temerle a usted, ya que recibe dolor o una acción agresiva con la correa cada vez que se acerca una persona. El miedo puede desencadenar una respuesta agresiva de su perro contra usted.

Entonces, para qué vamos a educar a nuestro perro con castigos, que conllevan consecuencias indeseadas, si lo podemos hacer concentrándonos en premiar aquello que queremos que haga con recompensas como el cariño e ignorando a nuestro perro cuando haga cosas que no queremos. El castigo puede dañar para siempre nuestra relación con el perro.

Su perro con el tiempo, su constancia y la de su familia ( todos deben esta comprometidos con la educación) , aprenderá a hacer las cosas que le gustan y aprenderá que otras cosas no resulta en algo positivo para él, por lo que las evitará. Esto quiere decir que no será recompensado, en ningún caso que recibirá un castigo que implica intimidación o dolor.

Es común que los perros salten sobre las personas para saludarlas y mantengan este comportamiento porque las personas prestan atención al perro cuando lo hacen, y el perro aprende que de esta forma funciona. Si nosotros cada vez que nuestro perro salta sobre nosotros lo ignoramos mirando para arriba o continuamos caminando, nuestro perro aprenderá que no obtienen ninguna respuesta positiva de nuestra parte y dejará de hacerlo en un tiempo variable. Podemos ayudar a este entrenamiento, recompensando a nuestro perro cuando no salte sobre nosotros y esté esperando sentado por nuestra atención. Entonces el perro aprenderá que al sentarse obtiene algo positivo: NUESTRA ATENCIÓN y que al saltar no recibe nuestra atención.

Es importante que al entrenar a nuestro perro, seamos lo más claro posible con nuestra acciones, es decir que siempre premiemos determinadas acciones y siempre ignoremos determinadas acciones. No debemos recompensar lo que ayer estábamos ignorando. Eso confunde a nuestro perro y retarda su adiestramiento. Nuestra familia debe actuar de la misma forma con que actuamos nosotros con el perro.

¿Cómo y cuándo debemos recompensar o ignorar a nuestro perro?

Hay dos puntos muy importantes que debemos conocer para que nuestro adiestramiento sea efectivo. De lo contrario nunca obtendremos buenos resultados.

Recompensar o ignorar en el momento:

Si estoy jugando con mi perro y este me muerde, en ese momento debo hacer un ruido fuerte y terminar el tiempo de juego. (El perro entenderá que el estímulo positivo de jugar, se terminó por su acción y que será ignorado). Todo debe ser en el momento, en el instante en que se produce la acción. El perro vive el presente, y para ser entrenado las acciones de recompensa o no deben ser tomadas en el acto. Los perros no pueden hacer conexiones entre acciones y sucesos separados en el tiempo.

Consistencia en la respuesta que obtiene el perro:

Como habíamos mencionado antes, usted y todos los que interactúan con su perro deben ser consistente al momento de educarlo, todos deben responder de la misma forma a las acciones de nuestro perro. Si mi hijo acaricia al perro cuando salta y yo lo ignoro, el perro no aprenderá nada, aunque algunos perros tengan la capacidad de separar el comportamiento según estén frente a nuestro hijo o de nosotros, les costará mucho entregar una respuesta a este comportamiento con otras personas.

Se un buen amo (líder) y no practiques el mito del macho alfa:

Es clave ser un amo benevolente, y no un dictador agresivo, no se trata de dominación por poder, simplemente usted tiene el poder de controlar a su perro permitiendo o no el acceso a cosas o lugares que usted desee. Si su perro quiere pasear, pídale que se siente y recompénselo cuando lo haga. Cuando quiera que su plato de comida sea llenado, espere a que se siente y llénelo. El perro tarde o temprano asociará su deseo, con el comportamiento requerido y el refuerzo positivo (premio).

educacion perro comida

El concepto de macho alfa habla de que el único camino para cambiar el comportamiento de un perro es dominado y mostrándole quien manda. Esto es un mito, ya expusimos que no es necesario castigar para adiestrar un perro. Esta técnica de entrenamiento no es segura, los perros con miedo pueden confundirse y tener una respuesta agresiva como autodefensa y pueden morder a las personas. Esta conducta de agresiva es difícil de cambiar en el futuro.

Es más fácil premiar a su perro por su buen comportamiento, enfocándonos en reforzar aquello que deseamos que haga. Existe un gran cantidad de cosas que su perro puede aprender con un buen adiestramiento, así por ejemplo, si deseamos que nuestro perro se comporte de manera educada debemos enfocarnos en cosas como:

  • Sentarse
  • Esperar en la puerta antes de salir de paseo
  • Dejarlo en un lugar esperando un tiempo determinado.
  • Venir sólo cuando lo llamen.
  • No saltar sobre las personas

Si queremos que aprenda conductas en el paseo podemos enfocarnos en algunas como:

  • Camine al lado sin tirar
  • Pasee al lado sin correa
  • Jugar con distintos objetos
  • Jugar a buscar o recuperar cosas
  • Tirar de la cuerda
  • Entrenamiento con clicker

Consejos para entrenar a un perro:

Después de tener claro lo que quiere enseñar, y lo haya comunicado a todos quienes se relacionan con su perro, para que todos actúen de la misma forma en el proceso. Le recomendamos considerar los siguientes consejos, y así maximizar el adiestramiento en cuanto a tiempo y resultados.

Clases de entrenamiento cortas:

Una clase ideal debería durar entre 10 a 12 minutos, porque los perro no ponen atención más allá de ese tiempo en forma continua. Entonces podemos ir cambiando las conductas o habilidades que queremos desarrollar cada 10 minutos. Dentro de este tiempo debemos repetir las actividades para que el perro vaya aprendiendo, idealmente repita cada una entre 10 a 15 veces y luego cambie la habilidad que está entrenado. Entonces cambia lo que está enseñando, según haya cumplido los 10 minutos o ya haya repetido 15 veces el mismo ejercicio. Lo que ocurra primero.

Refuerce lo aprendido:

Si su perro aprendió algo, debe reforzarlo siempre, recordarle lo positivo que es que se comporte de una determinada manera. Si no lo hace, con el tiempo su perro olvidará y realizará conductas indeseadas.
Procure terminar el entrenamiento positivamente: No espere terminar la clase con su perro o usted agotado y decepcionado, evite la frustración. Termine la clase con una habilidad ya aprendida. No ahogue a su perro con el adiestramiento, dele tiempo a su aprendizaje.

Use términos fáciles de aprender y de diferenciar:

Cuando le enseñe órdenes a su perro procure utilizar palabras cortas y fáciles de diferenciar con otras que usa para decirle que haga algo. Evite usar órdenes formuladas con oraciones, y menos órdenes que tengan partes de oraciones comunes. Por ejemplo “Quiero que camines” , “Quiero que te sientes” , ambas órdenes comparten “Quiero que”, lo que fácilmente confundirá al perro.

Divida la habilidad en varios pasos:

Es más fácil para su perro aprender una tarea o habilidad, si esta se la enseñamos en varios pasos. La idea es ir aumentando la dificultad, a medida que el perro vaya cumpliendo satisfactoriamente dichos pasos. Si queremos que nuestro perro permanezca sentado, primero debemos enseñarle a que lo haga por 3 segundos, y vamos aumentando progresivamente hasta que dure varios minutos. Esto debe realizarse en varias semanas.

adiestramiento canino espera

Tareas complejas se deben aprender por partes:

Siguiendo con el ejemplo anterior, podemos complejizar la tarea de mantenerse sentado, que tiene que ver con la duración, con la de alejarnos del perro sentado (distancia del dueño) y con cosas que pasan a su alrededor (distracciones). Entonces la tarea a aprender es más difícil ahora, porque aparte de permanecer sentado, debe hacerlo aunque nosotros nos alejemos y aparezcan cosas que los distraigan. Esta tarea tiene 3 partes, debe enseñar de una a la vez, cuando logre el comportamiento a cabalidad, continúe con la siguiente parte.

Puede partir con la parte de que permanezca sentado, cuando domine esta tarea comience a retirarse de el lado de su perro, y recompénselo cuando continúe sentado. Esto lo puede hacer en un ambiente sin distracciones (en una habitación), cuando domine ambas tareas, continúe con la tercera y entrene a su perro para que permanezca sentado cuando usted se aleje, pero en un ambiente con distracciones, como un parque. Tratar de enseñar las 3 tareas al mismo tiempo, sin que vaya dominando una primero es casi imposible y muy frustrante.

Si ves que tu perro no progresa, vuelve atrás en el adiestramiento, y sigue reforzando desde lo más simple (por ejemplo que permanezca sentado por menos tiempo. Normalmente esto se debe a que has aumentado la dificultad de la tarea demasiado rápido, y no has dado el tiempo necesario para que el perro aprenda paso a paso o has repetido pocas veces la tarea.

Práctica lo aprendido en varias partes:

Los perros son menos adaptables que las personas en cuanto a sus respuesta basadas en conocimientos aprendidos. El perro que aprendió a sentarse en el patio de la casa, después de ordenarlo, no necesariamente lo hará en el parque si le damos la misma orden. Aquí también debemos entrenar la conducta o tarea en diferentes escenarios. Cuando su perro separe lo aprendido con el lugar donde lo aprendió, le será más fácil realizar la tarea en cualquier parte.

perro se sienta

Debemos concluir que cualquier perro puede ser adiestrado, la clave es la paciencia que usted tiene para enseñarle y que todas las personas que se relacionan con él comprendan lo importante de esta tarea. Requiere esfuerzo, perseverancia y tiempo educar a nuestro perro, pero si lo hace con conciencia el resultado siempre será positivo.

Si usted no tiene tiempo, o por otro motivo no puede educar a su perro, puede recurrir a la ayuda de un profesional para que obtenga los resultados deseados. Pero en casa, usted de todas formas deberá seguir las pautas que le indique el adiestrador profesional para mantener lo aprendido.

Recuerde que muchos problemas de comportamiento que se dan, por las condiciones modernas en las que mantenemos a nuestros perros. Es recomendable que su perro pueda actuar como tal y expresar sus conductas naturales. Hay muchos impulsos que el perro necesita canalizar o exteriorizar para eliminar energía, por lo que podemos ayudarle con rutinas de paseos o ejercicios y con enriquecimiento mental.

POR: MDV: BRUNO R. CANEPA G.

Ir arriba
error: CONTENIDO © PROTEGIDO CON DERECHOS DE AUTOR